Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa dice que las renovables son un "lujo inabordable"

Las primas al sector encarecen el recibo de la luz, según Prado

El presidente de Endesa, Borja Prado, no dejó títere con cabeza en el sistema eléctrico actual durante la junta general de accionistas de la empresa. Comenzó denunciando que "hacer pivotar" el sistema eléctrico sobre las energías renovables supone "un lujo inabordable para una economía en crisis". Para Prado, estas tecnologías no pueden tener "el sitio sustancial que hoy ocupan" mientras el coste de su kilovatio sea "cinco veces más caro" que el de otras fuentes "seguras y limpias". No se anduvo con chiquitas: "Cuando los experimentos se salen de madre, se convierten en pesadilla". "Bienvenidas sean las energías renovables, pero a su tiempo, a su medida, a su tamaño y con orden", añadió.

"Cuando los experimentos se salen de madre se hacen pesadillas"

Luego arremetió también contra el actual sistema de primas, que "encarece el coste medio del kilovatio", y aludió a las "distorsiones" que provocan las renovables al hacer que las centrales de gas y carbón "funcionen muchas menos horas de las previstas". "No tiene ningún sentido que el sistema soporte costosas instalaciones para producir energía renovable mientras se quedan sin remunerar centrales imprescindibles para la seguridad de suministro", dijo.

Para rematar, se mostró favorable a una ampliación hasta los 60 años de la vida útil de las nucleares, lo que, en su opinión, fortalecería el sistema y mejoraría la transición hacia nuevas fuentes. En ese sentido, cifró entre 3.000 y 5.000 millones de euros anuales el coste de suprimir las centrales antes de los 60 años.

El presidente de Endesa, cuyo 92% está en manos de la italiana Enel, incidió en un encuentro posterior con periodistas que "el tema de las renovables afecta a la subida de la luz y a la creación de la mayoría del déficit de tarifa". Por eso, pidió una respuesta "ordenada" y reclamó "con mucha urgencia" una revisión del modelo regulatorio de las renovables.

Después lamentó la "burocracia" que "ha impedido" que la colocación del déficit de tarifa entre entidades bancarias se haya realizado en los plazos previstos. Endesa, dijo, tiene derechos de cobro por 7.423 millones e incrementa cada mes esta partida en 155 millones. Este pasivo, añadió, "habría acabado con la empresa" si no se hubiese realizado una buena gestión.

Prado pidió una política energética "a largo plazo" y, como ejemplo de la ausencia de un planteamiento de este tipo, aludió al modelo de retribución de la distribución actual, el más "bajo" de Europa. Entre las medidas que habría que aplicar figuran reducir las subvenciones, parar el crecimiento de algunas tecnologías verdes o trasladar las primas a los Presupuestos Generales.

Endesa tiene previsto cerrar la venta de su red de alta tensión a Red Eléctrica y dar por concluida una operación "prescrita por ley" y para la que la legislación da de plazo hasta el próximo 7 de julio, aseguró el consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de junio de 2010