Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Jaraba no recuerda si recibió mensajes de las víctimas de Sanz

El director general de RTVV insiste ante la juez en que no se enteró del acoso

"No, muchas gracias". Eso fue lo que dijo ayer a los medios de comunicación José López Jaraba, director general de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), a la entrada a los juzgados de Paterna, donde declaró como testigo por el supuesto abuso sexual del ex secretario general, Vicente Sanz, a tres periodistas de Canal 9. Cuando terminó, se amparó en el secreto de sumario para no dar detalles de su testimonio. Dentro, ante la juez, dio explicaciones durante una hora y media, reiterando la versión de los hechos que dio en las Cortes Valencianas de que no supo del supuesto acoso sexual (ahora ya provisionalmente calificado por la juez de abuso sexual) hasta una semana antes de que las víctimas presentaran la denuncia. Negó que le hubieran hecho saber los hechos que llevaron al juzgado, porque "de haberlo sabido no lo hubiera consentido" y aseguró no recordar haber recibido mensajes de ellas ni haberse comprometido a verlas a primeros de noviembre.

El director general ofreció seguridad a las periodistas tras conocer la denuncia

Jaraba aseguró que conoció "por primera vez los hechos el 12 de febrero". Se lo contó, afirmó, Lola Johnson, directora de Canal 9. "Esa misma noche llamé por teléfono a las tres, hablé con ellas ese viernes, el sábado y el domingo. Y el lunes tuve una reunión con ellas y Johnson". Aseguró que no recordaba que una de las víctimas, de la que fue jefe en el Canal 24 Horas, donde "la comunicación era muy fluida", intentara hablar con él. Ni los mensajes recibidos a finales de octubre de dos de las víctimas. "No puedo precisarlo porque en ese momento tenía muchas llamadas de teléfono por la reestructuración que estaba haciendo en la televisión". Dijo no recordar que en aquellos primeros días de noviembre hubiera estado enfermo ni que eso se lo hubiera puesto como razón a una de las víctimas por mensaje para anular la reunión a la que, según ellas, se había comprometido después de que le llamaran y le dijeran que querían hablar con él "de un tema de acoso de Vicente Sanz". Jaraba negó haber tenido alguna vez esa conversación. Afirmó incluso que pudo haber hablado con una de las víctimas "porque se estaba organizando el campeonato de Cheste". Nada que ver con la versión ofrecida por las tres víctimas, que aseguraron en la denuncia y el juzgado haber intentado en varias ocasiones hablar con Jaraba. Más aún, cuando lo lograron en febrero, él les dijo, supuestamente, que no les había hecho caso porque creyó que eran "espías de Sanz".

El director general de RTVV admitió haber visto un vídeo en el que Sanz se masturbaba en un lugar que "parecía" su despacho. Relató que en la reunión de aquel lunes 15 de febrero, en la que vio el vídeo, escuchó los testimonios de las chicas, "nerviosas, cerca de un episodio de ansiedad, constantemente llorando" y les ofreció seguridad privada de la televisión. Después, habló con Sanz, quien lo negó todo y le dijo que se iba. Según Jaraba, en su conversación con Sanz, le dijo al ex directivo que "no volvería nunca a la televisión hasta que no tuviera una sentencia firme". Jaraba no destituyó definitivamente a Sanz hasta hace 15 días. Hasta ese momento no le abrió un expediente por falta muy grave. Y ayer, justificó el retraso de 100 días en tomar esa decisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2010