Los bajistas se ceban con bancos, medios y constructoras

La entrada en vigor ayer de la nueva normativa sobre información de posiciones cortas ha permitido conocer cuáles son los valores españoles favoritos de los fondos de carácter más especulativo. De acuerdo con la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las apuestas bajistas de los hedge funds se centran principalmente en tres sectores: bancos, medios de comunicación y constructoras.

El valor donde más ventas a corto se concentran en relación con su capital social es el gestor bursátil, Bolsas y Mercados Españoles (BME). Los fondos de alto riesgo tienen en préstamo el 3,8% de su capital para apostar por nuevas caídas en el precio de sus acciones. La presión bajista ocupa también un papel relevante en el Banco Popular, donde las ventas a corto suponen el 3,08% del total. Dentro del sector financiero, además de estas dos empresas, se han destapado apuestas bajistas en el BBVA (el 1,14% del capital), Banco Sabadell (2,08%) y Banco de Valencia (0,68%).

Otra presa favorita de los inversores más agoreros son las constructoras. Hay apuestas bajistas en ACS (0,52%), Ferrovial (1,11%) y Abengoa (2,21%). Este tipo de operaciones también están presenten entre los valores cotizados de la industria de los medios de comunicación: Antena 3 Televisión (1,53%), Vocento (0,52%) y PRISA, grupo editor de EL PAÍS, con el 2,19% del capital. Completan el grupo de 15 compañías con posiciones cortas Grifols (3,45%), Indra (2,73%) y SOS (2,61%).

Nueva normativa

El pasado 27 de mayo la CNMV decidió adoptar las medidas aprobadas por el Comité Europeo de Supervisores Bursátiles (CESR) en relación con la comunicación de posiciones cortas. Esta normativa fija la obligación de comunicar al supervisor las apuestas a la baja del 0,2% del capital de cualquier compañía cotizada. Cuando esta operación supere el 0,5%, el inversor estará obligado a hacer pública esta información para todo el mercado.

La nueva normativa sustituye a la que estaba vigente desde septiembre de 2008. Entonces, la CNMV, en línea con otros supervisores, y en un contexto marcado por la quiebra de Lehman Brothers, establecieron la obligación de hacer pública cualquier posición corta superior al 0,25% del capital. Esta obligación, sin embargo, sólo afectaba a una veintena de valores del sector financiero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de junio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50