Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Óscar Tusquets y Carles Díaz disuelven su despacho conjunto

La crisis está afectando de lleno a muchos despachos de arquitectos y el de Óscar Tusquets no es excepción. "Estamos en una fase de reajuste y transformación, pero no quiere decir que el despacho cierre", comentó ayer Carles Díaz, socio desde 1987 de Tusquets. Según indicó, ambos arquitectos han acordado disolver la sociedad que tenían conjuntamente, que ha pasado a depender sólo de Díaz. "Pero mantenemos la relación y ahora cuando haya un encargo o un proyecto que a él le interese seguirá colaborando con nosotros, pero sin las responsabilidades administrativas y económicas que tenía antes".

De hecho, en la página web de Óscar Tusquets sigue manteniéndose el listado de proyectos en marcha, entre ellos una estación de metro en Nápoles y el polémico hotel del Palau de la Música, con el aviso de que la mayoría los realiza en colaboración con Carles Díaz.

La figura poliédrica de Tusquets como pintor, escritor, diseñador y arquitecto es una de las razones que justifican su actual desinterés por el despacho profesional. La crisis, que a principios de año ya le obligó a suspender la edición actual del premio Década por falta de financiación, es otro factor que tener en cuenta. "Teníamos cuatro estudios y ahora se ha concentrado todo en el de urbanismo porque hemos pasado de tener 70 empleados a sólo 30", comenta Díaz, quien comparecerá en la comisión del Parlament que investiga el caso Palau, ya que era el encargado de la gestión de las obras de ampliación. Por su parte, Tusquets ha mandado correos electrónicos anunciando que pone parte de su estudio en alquiler.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de junio de 2010