Una versión cómica de 'Bodas de sangre'

Al nombre de Federico García Lorca va irremediablemente unida la coletilla de "poeta universal". Tan universal que su obra teatral Bodas de sangre ha sido adaptada infinidad de veces, con versiones tan dispares como la que realizó el bailarín y coreógrafo Antonio Gades en 1974 empleando el ballet, su posterior versión cinematográfica a manos de Carlos Saura en 1981 o, más recientemente, las adaptaciones flamencas realizadas por la bailaora Sara Baras y el director José Carlos Plaza junto a Cristina Hoyos.

Pero hasta el momento nadie se había planteado la idea de desdramatizar la tragedia lorquiana pasándola por el tamiz del humor. Sin irreverencias y recurriendo a su sólida trayectoria como director de una compañía de pantomima y clown que nació en 1976, el director teatral malagueño Ángel Baena se ha atrevido a parodiar cómo otros han llevado a la escena este clásico en Bodas de zanngre, que esta noche (21.00) se representa en el teatro Echegaray de Málaga.

"Bodas de zanngre es la tragedia más divertida jamás contada. Empleamos la tragedia como estructura cómica, sin abandonar su espíritu marcadamente andaluz, sin tabúes, ni complejos, con una utilización precisa de la técnica que busca la risa y la reflexión, intentando llegar a la más profunda complicidad del público", explica Baena.

"He visto muchas versiones de esta obra de Lorca y decidí parodiar la forma en que se ha llevado a escena. Se ha normalizado hacer Lorca de cualquier manera y la parodia es tan válida como los montajes clásicos de José Luis Gómez o el aflamencado de José Carlos Plaza. Las adaptaciones teatrales de las piezas de García Lorca arrastran un tufillo folclórico, y no entiendo por qué hay que aceptarlo", argumenta Baena sobre su visión de Bodas de sangre, montaje en el que intervienen los actores Noelia Gómez, Javier Oliva, Estrella Martín, Steven Lance, Irene Salas, Javi Guiz, Olga de Lerma y Carlos Poleo.

"Yo utilizo el texto de Lorca para hacer una versión libre de la tragedia desde un punto de vista alejado de los tópicos andaluces y lorquianos que se le suelen atribuir. Hago un homenaje paródico de las expresiones más andaluzas, como la Semana Santa o el carnaval, pero sin recurrir al surrealismo. Me basta con el humor, porque los andaluces somos únicos para hacer chistes de la tragedia. No creo que sea menos válida esta fórmula que la que plantean otros en la que un zapateado equivale a un monólogo de la obra", agrega el director teatral.

Tras su paso por Málaga, Bodas de zanngre inicia una gira que le llevará a las localidades malagueñas de Fuengirola y Ronda y al Festival de Teatro de Palma del Río (Córdoba).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de junio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50