Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un plante a Transportes para alejarse más del Ejecutivo

Si hace dos meses eran las tres diputaciones las que se negaban a sumarse a la iniciativa del Gobierno de crear un comité de rutas áereas para decidir el diseño de las nuevas líneas y servicios en los tres aeropuertos vascos, ahora se apuntan a una nueva polémica en contra del Ejecutivo autónomo los ayuntamientos de Bilbao, Loiu y Hondarribia, gobernados por el PNV. En los dos últimos se levantan las instalaciones de los aeródromos vizcaíno y guipuzcoano.

En pleno aumento de la polémica entre peneuvistas y socialistas, los representantes de los tres consistorios han dedicido no acudir hoy a una reunión convocada por el Departamento de Transportes, que dirige Iñaki Arriola, para debatir sobre el futuro organismo que descentralizará los aeropuertos en cada comunidad autónoma. El plantón, hecho público a través de una nota de prensa del partido, se suma al esfuerzo peneuvista por desmarcarse de las iniciativas del Gobierno que encabeza Patxi López.

La formación que preside Iñigo Urkullu argumenta para justificar su decisión que con las competencias del Estatuto "resulta imprescindible abordar el establecimiento de un modelo integral para el sistema aeroportuario vasco". El PNV defiende su negativa a sumarse al comité por la posibilidad de que Euskadi consiga en un futuro próximo las transferencias en materia aeroportuaria.

"Gran improvisación"

En la anterior reunión del comité, celebrada el pasado mes de febrero y en la que participaron representantes de las tres diputaciones, los ayuntamientos que acoghen a los aeropuertos y las Cámaras de Comercio, las instituciones forales ya manifestaron su rechazo a la iniciativa del Gobierno. Por ello, las diputaciones no habían sido invitados a la reunión convocada hoy por el departamento de Arriola. En Galicia y Cataluña, donde AENA ya puso en marcha los comités de rutas áreas, sus diputaciones forales no están implicadas en la iniiativa.

Los peneuvistas insisten en que los aeropuertos de Euskadi son diferentes, con intereses diversos y posibilidades de explotación más eficiente. "Resulta a todas luces muy escaso y de una gran improvisación por parte del Gobierno vasco presentar la puesta en marcha de un comité de rutas como la panacea para la gestión aeroportuaria" vasca, señala su comunicado.

Y añade que "se puede considerar como una maniobra dilatoria para no entrar a la cuestión de fondo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010