Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MUNDIAL DE SUDÁFRICA | Faltan siete días

Torres acapara las dudas

Con Cesc recuperado, preocupa el estado del delantero a una semana del inicio del Mundial

Si Cesc Fábregas va camino de estar perfectamente recuperado para el 16 de junio, cuando España debute en el Mundial contra Suiza, en Durban, el caso de Torres presenta más dudas. El delantero centro, que fue operado del menisco en abril, todavía no ha jugado y es poco probable que esté al 100% para el día de la entrada en la competición. El seleccionador, Vicente del Bosque, dio a entender ayer que sus posibilidades de ser titular contra Suiza son escasas y que esto era de esperar. "Estamos contentos con Fernando", dijo. "Él tiene muy buenas sensaciones. Se ha incorporado a los entrenamientos con el equipo y estamos cumpliendo los plazos justos. Espero que en Murcia pueda jugar unos minutos para encarar la segunda fase de la recuperación en las mejores condiciones. Sabíamos a lo que nos exponíamos trayendo a Torres".

MÁS INFORMACIÓN

Al margen de la situación de los jugadores en vías de recuperación, Del Bosque tiene asumido que el próximo Mundial será una sucesión de asedios a defensas fortificadas. No hay ninguna selección que disponga más del balón que España y la reacción más natural entre los rivales, intimidados todos, será la del cerrojazo. Ante esto, resultan instructivos los partidos como el amistoso de ayer. El técnico admitió que el ejercicio permite que sus futbolistas se mentalicen para lo que les espera y ejerciten una especie de simulacro en la difícil búsqueda de espacios. "Hay dos fórmulas en la búsqueda de espacios", dijo Del Bosque. "Por un lado la paciencia, el toque. Por otro, la acción individual. El uno contra uno es un recurso para resolver situaciones extremas, cuando se hace difícil generar espacios. Es algo que tenemos más o menos asumido que ocurrirá en el Mundial y tendremos que poner remedio a todas estas situaciones".

"El partido fue bastante equilibrado en el primer tiempo", prosiguió el seleccionador. "Al principio tuvimos menos ritmo y en la segunda parte nos asociamos mejor y Corea se desordenó. Conseguimos el triunfo y cumplimos el objetivo que nos impusimos al venir a Austria. La concentración ha sido impecable. Hemos avanzado en la preparación, nos vamos con el deber cumplido a Sudáfrica". El técnico hizo un análisis medido de la actuación de los extremos, Navas, Mata y Pedro: "Ha habido cosas buenas. No es cuestión de individualizar. Los extremos nos dieron profundidad y con los minutos fuimos consiguiendo la fluidez necesaria".

Sobre la recuperación de Cesc, que no jugaba un partido desde finales de febrero, cuando sufrió una fisura en el peroné, el seleccionador se mostró optimista. "Ha combinado correctamente y ha tenido una muy buena ocasión de gol en la frontal del área. Lo más importante ha sido que ha estado bien físicamente. El partido da continuidad a los buenos entrenamientos que ha venido haciendo", dijo Del Bosque. Otra de las noticias del día fue el estreno de Valdés: "Ha sido un orgullo debutar con España. El equipo tiene suerte de tener tres porteros de garantías y la competencia también es bueno para nosotros mismos, que nos hace mejorar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010