Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:NBA

El desgaste físico deja sin Mundial a Gasol

"Mi cuerpo pide descanso", afirma el pívot español, con 90 partidos y tres lesiones desde agosto

Tres días antes del inicio de su tercera final de la NBA -el primer partido entre los Lakers y los Celtics se juega la madrugada española del jueves al viernes-, Pau Gasol anunció su decisión de no acudir al Mundial de baloncesto que se disputará del 29 de agosto al 12 de septiembre en Turquía. Los argumentos se basan en una visión de largo alcance más que coyuntural y que concierne al desgaste físico sufrido por el pívot español durante los últimos años. "Hemos llegado a la conclusión de que otra larga y exhaustiva temporada en la NBA, unida a mi participación al máximo nivel en todas las competiciones de clubes y de selección durante estos últimos años, me lastran físicamente como para afrontar un reto de la importancia del Mundial", afirma Pau Gasol en plural, puesto que su determinación ha sido tomada de acuerdo con sus médicos, preparadores físicos y fisioterapeutas. Eso no significa que el 16 de los Lakers no afronte en condiciones óptimas el desafío de repetir el anillo ante los Boston Celtics, un rival muy exigente, especialmente desde el punto de vista físico.

Gasol ha pagado la descomunal carga de trabajo tanto físico como psicológico que ha asumido con dos lesiones musculares al principio de esta temporada. Esas lesiones en los isquiotibiales le hicieron perderse 17 partidos de la fase regular. Aún así, ya suma este curso 81 partidos oficiales solamente con los Lakers, a los que habrá que sumar los de la final contra los Celtics. Todo eso después de haber ganado con la selección un Europeo que empezó en inferioridad de condiciones, ya que se rompió un dedo nada más incorporarse a la concentración el 8 de agosto. Pau tuvo que ser operado para llegar a duras penas en condiciones de competir en un torneo que empezó entre la rechifla del público por fallar siete de los ocho tiros libres que lanzó contra Serbia y en el que acabó siendo elegido el mejor jugador tras ganar una final en la que España arrolló precisamente a Serbia (85-63). Gasol jugó nueve partidos, por lo que desde septiembre del año pasado acumula 90 encuentros.

A punto de cumplir 30 años, Gasol ha tomado la decisión muy a su pesar, con la cabeza más que con un corazón que le invitaba a proseguir la epopeya de la selección, de la que ha sido principal artífice porque también ganó la medalla de plata en los Juegos en 2008, sin olvidar que en Turquía defenderá el Mundial que logró en 2006 en Japón. Otro aliciente era desquitarse de aquella final de hace cuatro años que no pudo disputar porque se lesionó gravemente en la semifinal ante Argentina. Pero un análisis realista de la situación ha decantado la balanza. "Creo que es mejor escoger el momento adecuado para descansar a que el cuerpo decida por ti en el momento más inoportuno", asegura Gasol. También añade: "Sé que todo el mundo conoce mi compromiso con la selección y me apena esta decisión. Ahora mi cuerpo reclama un descanso temporal".

El seleccionador, Sergio Scariolo, subrayó el compromiso que siempre ha demostrado Pau Gasol y dijo aceptar y respetar su decisión. "Debemos trabajar ahora para intentar ser competitivos sin nuestro mejor jugador", afirma Scariolo. "La cuestión no es en absoluto buscar un sustituto a Pau porque no existe, sino buscar la manera de repetir el gran baloncesto exhibido durante el Europeo sin nuestro mejor hombre". Los principales aspirantes a ocupar las plazas de pívots son Marc Gasol, Felipe Reyes, Jorge Garbajosa y Fran Vázquez, que está cuajando una notable temporada y que no acude a la selección desde hace cuatro años, junto a un ala-pívot como Víctor Claver.

"Es una baja significativa, pero el equipo sigue siendo competitivo, ha crecido en las últimas competiciones y seguimos sin renunciar a nada", afirma José Luis Sáez, presidente de la Federación Española. La selección de Scariolo no será la única con bajas. Se da por seguro que Estados Unidos no podrá contar con LeBron James, Dwyane Wade, Carmelo Anthony, Kobe Bryant y Dwight Howard, y tampoco competirán el argentino Manu Ginóbili, el francés Tony Parker ni los lituanos Siskauskas y Jasikevicius.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de junio de 2010