Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo jefe de la policía diseña ajustes en la plantilla por la crisis

El nuevo jefe superior de la policía en Andalucía occidental, Antonio Jesús Figal, anunció ayer durante su toma de posesión del cargo que tendrá que acometer una reestructuración de la plantilla, compuesta por más de 5.200 agentes, porque en 2011 les afectará la reducción de la oferta de empleo público debido a la crisis económica.

La reestructuración de las unidades se hará en un año y medio, antes de que afecte a la plantilla la bajada de la oferta de empleo público, dijo el nuevo jefe policial tras anunciar que verá primero cómo funcionan las unidades con las que cuenta. Figal señaló que, en principio, la plantilla "está bien dimensionada" y tiene una tasa "muy buena" de efectividad.

Figal hizo estas afirmaciones ante los periodistas tras ser presentado y después de que el director general de la Policía y de la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, dijera en público que la crisis obliga a la policía a trabajar en "una nueva etapa de austeridad", lo que reducirá la oferta de empleo público.

Velázquez pidió al nuevo jefe policial que se "aumente la productividad" de los agentes para garantizar la "calidad de vida" de los ciudadanos y que siga bajando la criminalidad en su zona de influencia.

Procedente de Marruecos

El nuevo jefe policial tiene 54 años y tuvo su último destino como consejero del Ministerio del Interior en la embajada española de Marruecos, donde ha contribuido con su "buen hacer" y su "brillante actividad" a cambiar la situación de la inmigración ilegal hacia España, dijo ayer Velázquez.

En el destino de Marruecos, que ahora ocupa Enrique Álvarez Riestra, anterior jefe de policía en Andalucía Occidental, Figal estuvo cuatro años.

Preguntado por la necesidad de contar con un depósito de drogas, según planteó Álvarez Riestra para evitar casos como la sustracción de 150 kilos de cocaína en la jefatura de Sevilla, el nuevo jefe señaló que su "prioridad" es elaborar un protocolo con las autoridades judiciales para destruir los alijos "lo más rápido posible". "La opción no es construir o no un depósito, sino instar judicialmente a la destrucción rápida de esas grandes cantidades de droga", dijo.

Durante el acto, Figal y Velázquez subrayaron la necesidad de colaboración "leal y recíproca" con el resto de cuerpos policiales de la comunidad, con la administración de la Justicia así como con las organizaciones sindicales para atender sus "justas reivindicaciones". Por su parte, el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, destacó "la formación y experiencia" de Figal para acometer su nueva responsabilidad al frente de la Jefatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2010