Cartas al director
i

Universidad surrealista

A la Universidad española se le criticaba la endogamia, el amiguismo y otros defectos. Hoy se añade un creciente surrealismo. En el BOE de 27 de mayo se convocan varias cátedras y plazas en la Universidad Carlos III. Dos ejemplos: en la cátedra de Estadística y Econometría, la Comisión que va a juzgarla está integrada por ilustres profesores de Estadística o de Matemática e Investigación Operativa. Los nueve miembros son reputados especialistas en la materia. Natural y lógico.

Pero en la misma página se convoca una cátedra de Derecho Civil, que va a ser juzgada por solo dos especialistas de Civil y tres de Internacional Público, uno de Canónico (en la Carlos III, la laica, en la "pública diferencia"), uno de Trabajo, uno de Administrativo y uno de Penal Internacional. ¿Es un error? ¿Qué criterio de especialidad es este? ¿Qué gol le han metido al rector que firma la convocatoria en el BOE? Los contratados doctores de Derecho Civil saben mucho más de la materia que muchos miembros de este tribunal surrealista.

Como catedrático de Derecho Civil no estoy autorizado para poner notas a los alumnos de penal, administrativo o de laboral y, sin embargo, ¿puedo estar enjuiciando cátedras de Penal o de Administrativo? Pero ¿qué broma macabra es esta? No se acaba así ni con la endogamia ni con la amistad salmantina entre concursantes y miembros del tribunal. Es dinero del contribuyente. ¿A qué juega la Universidad española con el dinero de todos los españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de mayo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50