Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Jaraba responde tres meses tarde al 'caso Sanz'

José López Jaraba tiene varios frentes abiertos a consecuencia del caso Sanz. Tiene pendiente ir a declarar al juzgado que lleva la investigación y aclarar si, en efecto, como dicen las víctimas, supo "de un asunto de acoso vinculado a Vicente Sanz" entre finales del pasado mes de octubre y primeros de noviembre. Él ha mantenido que no, incluso en las Cortes. Las tres mujeres han ratificado ante la juez que se enteró meses antes. Pero Jaraba tiene además pendiente la apertura de una investigación interna sobre lo que ocurrió, cómo ocurrió y por qué no funcionó ningún mecanismo de alerta. Lo único en lo que ya ha cumplido, aunque "tarde", como ayer dijo la Intersindical Valenciana, ha sido en la destitución definitiva y en la apertura de un expediente disciplinario por falta muy grave. Esto último impide, al menos de momento, que Sanz logre uno de sus propósitos: jubilarse y cobrar la millonaria indemnización que él mismo aprobó para altos cargos como el suyo. A pesar de la decisión in extremis de Jaraba, CC OO considera que "ha perdido una oportunidad de desmarcarse de las prácticas indecentes de su número dos".

Jaraba se ha amparado en el Real Decreto 1.382 de 1985 para abrir el expediente. El artículo 11.2 recoge: "El contrato podrá extinguirse por decisión del empresario mediante despido basado en el incumplimiento grave y culpable del alto directivo, en la forma y con los efectos establecidos en el artículo 55 del Estatuto de los Trabajadores; respecto a las indemnizaciones, en el supuesto de despido declarado improcedente se estará a las cuantías que se hubiesen pactado en el contrato, siendo en su defecto de 20 días de salario en metálico por año de servicio y hasta un máximo de 12 mensualidades".

Un protocolo en riesgo

RTVV está en plena negociación de un protocolo contra el acoso sexual y laboral. Las conversaciones entre la empresa y los sindicatos iban razonablemente hasta ayer. En la reunión celebrada por la mañana, la empresa aceptó que la comisión instructora de un expediente por acoso sexual o laboral en RTVV fuera paritaria, pero solo con los sindicatos que firmaron el convenio: USO, UGT e Intersindical. Precisamente, este último, CC OO y CGT se levantaron al no aceptar la empresa que fuera el conjunto de la representación sindical. UGT y USO, cuya presidenta en la sección de RTVV, Manuela López, declaró a favor de Sanz ante la juez de Paterna, se quedaron del lado de la dirección del ente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de mayo de 2010