El fondo de rescate inyectará 800 millones en el capital de Cajasur

El FROB colocará cuotas participativas y la entidad quedará 'nacionalizada'

Los expertos del Banco de España y del banco de inversión Nomura están haciendo cálculos sobre las necesidades de capital de la maltrecha Cajasur, intervenida por el supervisor en la madrugada del 22 de mayo.

Según los primeros números, se cifra en unos 800 millones lo que necesita para recuperar el nivel legal de capital, situado en el 8% respecto a los riesgos asumidos. El activo financiero será las cuotas participativas, similares a las acciones, con derecho de voto. De esta manera, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se hará con el control del capital por lo que será la primera caja nacionalizada, ya que Caja Castilla La Mancha (CCM) ha sido reflotada con dinero del Fondo de Garantía de las cajas. El FROB dominará la asamblea general, que tendrá que reunirse antes de que finalice el proceso.

La subasta se la llevará el que menos ayudas pida y más valor dé a la caja
Los expertos creen que habrá una "prórroga técnica" del FROB

Hasta el 31 de diciembre pasado, el déficit era de 523 millones. En los cuatro primeros meses, hasta abril, las pérdidas de Cajasur se elevan a 154 millones. Se estima que cada mes, la caja antes en poder de la Iglesia pierde 40 millones y que ahora sus recursos propios están cerca de los 100 millones. Además, los expertos realizan un rápido análisis de las dotaciones de los créditos, para comprobar si es necesario realizar más provisones.

Una vez se normalice su situación, se procederá a preparar la subasta. Los principales partidos de Andalucía quieren que se busque una fórmula para que sea Unicaja la que tenga una posición preferente. De esta manera, se podría culminar la fusión abortada por la negativa del consejo cordobés. El problema es que el artículo 7 del FROB, bajo el que se ha hecho la intervención, pide una subasta en igualdad de condiciones con otros participantes. De todas formas, Unicaja tiene ventaja porque es la que mejor conoce las cuentas de Cajasur tras siete meses de estudio.

La subasta será a la baja, es decir, se le concederá a quien menos ayuda pida para que cueste lo menos posible al contribuyente. Este concepto de ayudas incluye dinero a fondo perdido y un esquema de protección de activos, es decir, cuánta cobertura pide al Estado para la morosidad futura que pueda encontrar. Además, se tendrá en cuenta la solvencia de la entidad y el plan de integración que presente. Lo más relevante de este proyecto será el número de bajas laborales que se plantee porque eso supone conflictividad social y mayores costes. Tienen ventaja las entidades con menos presencia en Andalucía, ya que les sobrarían menos oficinas. El Sabadell ha reconocido su interés por Cajasur y tiene escasa presencia en esta región. Unicaja estimó que sobraban 1.224 personas.

Respecto a la posible prórroga del FROB, el Banco de España ha dicho que acabará el 30 de junio. Sin embargo, ayer Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, preguntado por la cuestión, advirtió: "Aparecen dificultades y ellos nos obliga a ser prudentes sobre los planes de finalización", informa Ricardo Martínez de Rituerto. Habló el comisario enigmáticamente de "una primera autorización válida hasta el 30 de junio" para el FROB, pero dice que no debe deducirse de ello que vaya a haber prórroga. Además, Almunia pidió a las cajas que aceleren la reordenación "de las fusiones necesarias".

Según varios expertos, será necesario "una prórroga técnica del FROB, ya que aunque puedan llegar a última hora las peticiones de ayudas, no podrán hacerlo todas antes del 15 de junio". Además, las ayudas estarán condicionadas a planes de integración, que se retrasan 15 días desde la petición de ayudas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de mayo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50