Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Paul Gray, bajista del grupo de 'nu-metal' Slipknot

El músico se escondía tras una máscara de cerdo

Paul Gray, músico y cofundador de Slipknot, fue hallado muerto el lunes por la mañana en el hotel TownePlace Suites, al norte de Des Moines, en Iowa (EE UU). En aquella ciudad nació este bajista estadounidense de 38 años, al que muchos de sus fans recordarán mejor por la máscara de cerdo que usaba en sus actuaciones. Ayer, todavía conmocionados, los músicos dieron una conferencia de prensa. Y, por primera vez en su historia, se quitaron sus máscaras y hablaron a cara descubierta en homenaje a él. Les acompañaba la mujer de Gray, Brenna, que está embarazada de una niña. "Una persona genial. Así lo recordará su hija", explicó la viuda. Sus compañeros llegaron a decir que era "el mejor de la banda", la "esencia" y un "hermano". No es el final de esta formación, que publicó su primer disco en 1999. Entonces, Gray no podía imaginar hasta qué punto iban a tener repercusión.

Aquellos nueve chicos se tapaban el rostro, caracterizados como inquietantes personajes de pesadilla. Intérpretes sin cara ni nombres, ya que cada uno se había asignado una cifra. La rotundidad de su música combinaba la fuerza del metal más pesado con elementos de lo que se vino a llamar nu metal. Para rematar, la banda de Gray, oculto bajo el número 2, salpicaba sus conciertos con todo tipo de ocurrencias: vomitar en escena o lanzar excrementos al público les ponía un paso por delante de la provocadora imagen de Marilyn Manson. Después de eso, ver escupir sangre al bajista de Kiss, su admirado Gene Simmons, ya no parecía tan atrevido. Slipknot venían respaldados además por buenos discos, melodías y textos de rabia y desesperación que el público en general acabó descubriendo.

Dos años después de su debut homónimo, apareció Iowa. En 2004 se publica Vol. 3: The subliminal verses. Sus incondicionales se hacían llamar maggots (gusanos) y lucían orgullosos camisetas con los himnos del grupo, como people=shit (gente=mierda). En 2008, su último trabajo hasta la fecha, All hope is gone, fue número 1 en EE UU, Australia, Austria, Canadá, Finlandia, Suiza, Suecia y Nueva Zelanda.

Grammy contra el olvido

El tema Before I forget fue incluida en el videojuego Guitar Hero III y consiguió un Grammy en 2004 a la mejor canción. "El heavy metal ha perdido un inmenso talento", declaró ayer a la BBC el presidente de estos premios. Desprovisto de la careta, aquel chico de Iowa no parecía ningún perturbado. "No me siento una estrella del rock. Aunque puede que de hecho lo sea", explica sin mirar a cámara en un vídeo colgado en YouTube.

"He vagado por donde tú no puedes ver / dentro de mi caparazón espero y sangro", cantaba la voz de Slipknot, Corey Taylor, en Wait and bleed. Tras aquella máscara que fue mutando, el bajista encontró tiempo para casarse y otros proyectos alternativos. También para cosas menos agradables, como cuando fue arrestado en 2003. Sufrió un accidente con su Porsche y fue condenado a un año de libertad condicional por conducir bajo el efecto de las drogas, posesión de marihuana y cocaína, además de saltarse un semáforo en rojo.

En Internet se suceden los mensajes de condolencia en redes sociales como Facebook o Twitter, donde bandas como Sepultura expresan su tristeza. "Estamos en estado de shock, es una gran pérdida", aseguran. Una vez realizada la autopsia y descartada la violencia, habrá que esperar semanas para conocer las causas de su fallecimiento. Sean cuales sean, a Gray no le hace falta un final trágico para ser recordado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 2010