Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG llama a la rebelión social contra el "gran capital"

La crisis económica y las medidas que se pretenden aplicar para aliviarla enardecen al BNG. Su portavoz nacional, Guillerme Vázquez llamó ayer a la rebelión social contra el "golpe de estado del gran capital contra la democracia y el modelo social europeo". Vázquez censuró la "obsesión por reducir el déficit". Cargó contra las "recetas esotéricas" del Fondo Monetario Internacional para reducir la deuda y el Plan de estabilidad de la UE. "Privatizar las cajas de ahorros; ¡qué gran problema a nivel mundial y financiero!", ironizó y aseguró que algunas de las propuestas que se manejan, como desvincular el aumento de salarios del de los precios o limitar la negociación colectiva conduciría a una crisis sin precedentes. "Es un modelo de neoliberalismo extremista que simplemente no funciona", acusó.

"¿A alguno de esos gurús internacionales les oís decir desde sus poltronas grasientas que hay que reducir los beneficios de la banca y reequilibrar este mundo" , preguntó.

El Gobierno español es, según el líder nacionalista, "un simple títere" de los especuladores. En ese sentido, restó valor al anuncio de que se planea aumentar los impuestos a las rentas altas y lo acusa de "disimular el modelo fiscal con pinceladas dirigadas a calmar las conciencias".

Vázquez criticó también el decreto del Gobierno que impedirá a los ayuntamientos endeudarse a partir de 2011. "Los ayuntamientos gallegos tienen una financiación injusta e insuficiente. De los 28.770 millones de deuda, 6.672 corresponden a Madrid, que es grande, pero es uno sólo", apuntó. También señaló que el déficit del Ministerio de Defensa es similar al de los municipios y ni PSOE ni PP hablan de recortes en ese campo. La limitación impuesta es, a su juicio, "injusta, equivocada y errónea". Sobre Zapatero, ilustró su rol con una metáfora futbolística. "No es cuestión de cambiar el entrenador sino el sistema de juego".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 2010