Camps pide para su Gobierno "una medalla mundial, interplanetaria"

Alcaldes y simpatizantes valencianos del PP aclaman al presidente imputado

Francisco Camps, presidente de la Generalitat y del PP de la Comunidad Valenciana, atribuyó ayer el escándalo de financiación de su partido y su imputación por recibir dádivas de una trama corrupta a una respuesta orquestada por el Gobierno central al "reto de liderar el partido a nivel nacional". Y pidió para su equipo "una medalla mundial, interplanetaria".

Ante 1.500 cargos y simpatizantes del PP valenciano, Camps resumió así su situación: "Asumimos una tarea hercúlea cuando el PP perdió en España. En 2004 supimos que verían en nosotros la referencia inexcusable. Asumimos el reto de liderar este partido a nivel nacional. Y conseguimos que el PP esté a las puertas de gobernar en España. He ahí el origen de todo lo que está pasando, ¿lo entendéis?".

"Asumimos el reto de liderar este partido a nivel nacional", afirma
Más información
Rajoy y la cúpula del PP evitan acompañar al líder valenciano

El presidente valenciano subrayó el peso electoral de la Comunidad Valenciana para el PP nacional y añadió: "Hemos crecido haciendo oposición al peor Gobierno de España. Yo podría haberme humillado a un Gobierno socialista, podría haber convenido con Zapatero la derogación del trasvase del Ebro y nos habrían puesto unas cuántas desaladoras. Podría haber dicho que sí a la falta de financiación. Podría haber sido cómodo para Zapatero. Pero no quise, primero porque, ante todo, la Comunidad Valenciana. Segundo, porque quería que el PP volviera a gobernar en España. Y tercero, por dignidad, dignidad, dignidad".

El corolario de ese "sacrificio", según Camps, ha sido una auténtica persecución. "No hay nada como saber qué ocurre y por qué ocurre", concluyó. El presidente valenciano no tuvo ningún empacho en identificar su situación personal con el conjunto de la Comunidad Valenciana. "Los que nos atacan no saben de nuestro orgullo. Nos hemos levantado después de pedriscos y riadas. Con cuatro eslóganes, un titular o un pie de foto no acaban con la realidad de un pueblo que es grande. No nos vamos porque somos de aquí, ¿lo entendéis?".

Ningún dirigente nacional del PP acudió al Palacio de Congresos de Valencia para aclamar a Camps, ni siquiera los valencianos. Mariano Rajoy, líder del PP, aseguró en Lleida que Camps tiene su apoyo y el de la dirección nacional del partido, pero prefirió acompañar a Alicia Sánchez Camacho, presidenta del Partido Popular en Cataluña. "Hace tiempo que estaba previsto y como comprenderán no es posible estar en dos sitios a la vez", se excusó Rajoy.

El acto de aclamación a Camps en Valencia se convocó con cierta urgencia con la excusa formal de celebrar el tercer aniversario de la victoria en las últimas elecciones municipales y autonómicas. Ni Rita Barberá ni Sonia Castedo ni Alberto Fabra, alcaldes de Valencia, Alicante y Castellón respectivamente, aludieron a Rajoy en sus discursos.

Camps, sí. "He hablado con Rajoy esta mañana camino de Lleida. Conscientes los dos de que él será el próximo presidente del Gobierno de España y de que yo seré quien siga dirigiendo los destinos de la Comunidad Valenciana".

El público se entregó y Camps dio rienda suelta a su discurso de oposición al Gobierno central. "Al Gobierno de Zapatero no le debemos nada. No le votamos y no somos corresponsables de su Gobierno. Dentro de poco, se pondrá una medalla a los que no colaboraron con Zapatero. La medalla del mérito de no colaborar con Zapatero. Nos merecemos una medalla mundial, interplanetaria. La Comunidad Valenciana no ha sido colaboradora. Otros lo han sido. Y los señalaremos. Uno por uno. Serán corresponsables".

Rita Barberá anticipó el tono de las intervenciones posteriores: "Ya está bien de aguantar lo inaguantable. El presidente volverá a ganar con cinco escaños más. Lo publican hasta los periódicos de izquierda". Y Sonia Castedó redondeó: "¡A por ellos, que son pocos y cobardes!".

El presidente valenciano, Francisco Camps, saluda a asistentes al mitin organizado por el PP en el Palacio de Congresos de Valencia.
El presidente valenciano, Francisco Camps, saluda a asistentes al mitin organizado por el PP en el Palacio de Congresos de Valencia.CARLES FRANCESC

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS