Crónica:RACING 2 - SPORTING 0 | 38ª y última jornada de Liga
Crónica
Texto informativo con interpretación

Salvado en el último suspiro

Dos goles de Tchité dan el triunfo necesario al Racing

El Racing enmendó ayer un año quebradizo. Superó al Sporting, que nada tenía en juego, y se aseguró la permanencia en Primera. Fue su cuarto triunfo de la temporada en casa, lo que demuestra la frágil consistencia de un equipo al que su entorno creía llamado a propósitos de mayor enjundia.

Se había hablado toda la semana de un pacto de buena vecindad entre el Racing y Sporting, negado por todas las partes, pero a la hora de la verdad lo que se percibía es que había un equipo al que la salsa del partido le iba lo justo. El Sporting viajó a Santander sin otro interés que acabar un curso en el que la sensatez y la constancia -las virtudes de las que ha carecido el Racing- le han concedido el pase para una tercera temporada consecutiva en la élite. De hecho, Preciado quiso dar entrada a jóvenes y otros jugadores de menor presencia en el equipo.

RACING 2 - SPORTING 0

Racing: Toño; Pinillos, Oriol, Torrejón, Christian; Diop, Lacen, Arana (Toni Moral, m. 66), Canales; Tchité (Xisco, m. 66) y Bolado (Edu Bedia, m. 81). No utilizados: Coltorti; Osmar, Picón y Luis García.

Sporting: Juan Pablo; José Ángel, Iván Hernández, Gregory, Sastre; Sergio, Lola, De las Cuevas (Juan Muñiz, m. 46), Carmelo (Maldonado, m. 56); Pedro y Barral (Borja Navarro, m. 59). No utilizados: Sergio Sánchez; Portilla, Orfila y Luis Morán.

Goles: 1-0. M. 35. Tchité, de cabeza. 2-0. M. 55. Tchité, dentro del área.

Árbitro: Delgado Ferreiro.

22.000 espectadores en El Sardinero.

Si a eso se le añadieron los nervios del Racing, asfixiado en la segunda vuelta, el partido desembocó en un ir y venir al que nadie sabía darle una mínima orientación. Carmelo pudo poner en ventaja a su equipo, pero su disparo se marchó fuera por centímetros. El Racing no estaba para dispendios. Así que tiró de músculo para apelotonar al rival en su área. Una falta de Canales la remató Tchité de cabeza con la comodidad necesaria para colocar la pelota lejos de Juan Pablo.

Para el Sporting, el tanto del africano significó el abandono de cualquier determinación. Hubo algún escarceo aislado, pero el Racing ya estaba en el papel que más le gusta, el de ceder la iniciativa al rival. Sin embargo, el Sporting no supo encontrar la motivación necesaria. Lo aprovechó el Racing para endosarle otro gol. De nuevo, obra de Tchité. El delantero, muy discutido, ha resultado decisivo en la última parte del campeonato con tantos que han permitido que el Racing permanezca otro año en Primera. Una meta, eso sí, aderezada de un sufrimiento con el que nadie contaba en Santander. El resto del encuentro quedó para que El Sardinero reclamase la dimisión del presidente, Francisco Pernía, y del técnico, Portugal.

Canales, Tchité y Oriol celebran un gol del Racing.
Canales, Tchité y Oriol celebran un gol del Racing.JAVIER COTERA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS