Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
San Isidro Las medallas de la ciudad

El alcalde entrega las medallas de San Isidro a los "ejemplos" de la ciudad

La duquesa de Alba, Caja Madrid, Luz Casal y Antonio López reciben el premio

¿Qué tienen que ver entre ellos la duquesa de Alba, la cantante Luz Casal, el pintor Antonio López y el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato? El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, lo tiene claro: que "son personas que han realizado una aportación a la vida pública que concilia lo individual con lo social, lo particular con lo compartido y el sentido de la historia con el compromiso de futuro".

Día para ponerse de gala en el patio de cristales del Palacio de Cibeles. El alcalde, en el día del patrón de la capital, entregaba las medallas de San Isidro a estas relevantes personalidades en sus respectivos campos (la de Rodrigo Rato por la institución que dirige).

El primer edil agasajó los oídos de cada uno de ellos ante los 400 asistentes que acudieron al acto: "A Luz Casal por su vinculación a la ciudad y su trayectoria artística, que la ha convertido en una de las mejores intérpretes de la historia nacional". A López, autor del gigantesco lienzo con la imagen de la Gran Vía que presidía el acto, le reconoció su "mirada sensible y su tenacidad". "Su realismo hace el milagro de trascender la mera descripción de lo físico", afirmó el alcalde del artista. Para Cayetana Fitz-James Stuart, la duquesa, que ya fue galardonada con la Medalla de Oro por la rehabilitación del palacio de Liria en 1962, Gallardón tenía guardados un montón de besos en la mano y el reconocimiento a la casa de Alba por su papel en lo social y lo cultural en Madrid. Y a Caja Madrid, "porque su papel no se limita a lo económico", según el alcalde, "sino que se concibe en toda su realidad humana". Gallardón además aprovechó las palabras dirigidas a la institución para defender la presidencia de Rato, que fue cuestionado por la presidenta regional, Esperanza Aguirre, cuando se le propuso para ejercer el cargo. "Es una figura sólida y brillante, sin duda, el mejor presidente que la Caja podía tener en tiempos como los que corren", alabó el alcalde. "Las administraciones han de renunciar a toda pretensión hegemónica", añadió en su discurso.

Esperanza Aguirre fue la ausencia más notable entre los invitados

López recibía el galardón con humildad, Rato se desmarcaba desviando las alabanzas personales hacia su institución, Luz Casal deslumbraba al personal con un flamante vestido rosa de Amaya Arzuaga y la duquesa se esforzó en expresar su alegría. Todos los premiados agradecieron sus medallas, esbozaron para el público cuál era su vinculación con la ciudad y prometieron seguir trabajando por ella.

Entre los asistentes al acto había muchos personajes notables, y una notable ausencia, la de la presidenta de la Comunidad. Muchas caras conocidas: los portavoces municipales de los tres partidos madrileños, varios consejeros autonómicos, el vicepresidente regional Ignacio González, la presidenta de la Asamblea, la delegada del Gobierno, la diputada Soraya Sáenz de Santamaría, empresarios como Florentino Pérez y Arturo Fernández o el embajador estadounidense.

Entre ellos había quien comulgaba más o menos con los premios, como el portavoz socialista, David Lucas: "En mi opinión, el premio a López y a Luz Casal me parecen muy bien, pero, ¿a Caja Madrid y a la duquesa de Alba? La verdad, yo creo que hay gente que trabaja en movimientos sociales que se lo merecen muchísimo más".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de mayo de 2010