"Es un parche lo que han hecho ahí"

Los mecánicos del avión de Spanair siniestrado usaron hielo para enfriar un dispositivo

La caja negra del vuelo JK5022 de Spanair, que se estrelló el 20 de agosto de 2008 provocando la muerte de 154 personas, revela las quejas en el interior de la cabina por la reparación que hicieron los técnicos de mantenimiento para solventar el calentamiento de la sonda de temperatura exterior RAT: una alarma detectó un calentamiento anormal de la sonda, por lo que los pilotos decidieron darse media vuelta en la pista para solucionar el problema. La solución consistió, según las conversaciones de la caja negra, reveladas ayer por la Cadena Ser, en retirar un relé (un fusible que transmite fluido eléctrico a la resistencia de la sonda), el que da servicio al RAT, y, según las conversaciones, en colocar una bolsa de hielo sobre la sonda para enfriarla rápidamente.

Más información

"Es un parche lo que han hecho ahí", dice uno de los ocupantes de la cabina cuando se entera de las operaciones de mantenimiento para solucionar la incidencia.

Lo que sigue es un resumen de las últimas conversaciones registradas en la caja negra:

Mecánico. Puedes traer una bolsa de hielo... o de cacahuetes.

Sobrecargo. ¿Para vosotros?

Mecánico. No, hombre, es una broma, es para enfriar la sonda. La estamos vacilando.

Comandante. Tengo que escribir todo esto porque es un retraso guapo. Íbamos en hora, macho.

[Unos minutos después]

Mecánico. Pues lo vamos a despachar así, con el heater inoperativo, ¿vale?

Comandante. Es quitar el breaker, ¿no?

Mecánico. Es lo que estaba calentando... El sistema se queda inoperativo.

Comandante. ¿Se quita el breaker o tú desconectas algo más?

Mecánico. No, el breaker, pero está inoperativo. Yo lo voy a despachar de acuerdo al MEL [a lista del equipo mínimo con el que debe volar un avión], con el breaker fuera, inoperativo.

Tercer ocupante de la cabina. ¿Qué es lo que era? ¿Han cambiado el relé?

Copiloto. No, lo han quitado.

Tercer ocupante. ¡Cómo van a quitar el relé! ¿Han puesto hielo al final?

Copiloto. Pues de puta madre.

Tercer ocupante. ¿Ha bajado mucho la temperatura?

Copiloto. ¡Joder, del tirón!

Tercer ocupante. ¿Para que se enfríe antes el sensor? Pero si el problema ha sido el sensor, volverá a subir. Es un parche lo que han hecho ahí.

Copiloto. Se puede hacer así.

Tercer ocupante. Pero poner hielo a un sensor para que esté dentro del límite...

Copiloto. No, no, eso es para que se enfriara mucho antes.

[El avión ya rueda por la pista].

Comandante. De no haber tenido ninguna incidencia voy a tener tres en una semana. Tres vueltas al parking.

Tercer ocupante. ¿Sí?

Copiloto. Toco madera, tío. Nosotros vamos a pedir no volar juntos.

Comandante. A ver, tampoco ha sido tanto.

[El comandante cede los mandos a su compañero]

Comandante. ¿Tuyo?

Copiloto. Cagüen la puta.

Tercer ocupante. Vamos que nos vamos.

[Despegue y ruidos]

Copiloto. ¿Fallo de motor?

[La voz de alarma suena cuatro veces]

Comandante. ¿Cómo coño se quita la voz? Vuela el avión, mecagüen la mar, vuélalo, vuélalo.

[Se escucha un primer golpe]

Comandante. Mierda.

[Se escucha un segundo golpe]

El copiloto grita. Silencio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de mayo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50