Nuevo plan para traer muestras de Marte

El plan para tomar muestras en Marte y traerlas a la Tierra para analizarlas en los laboratorios más avanzados, lleva rondando en torno a los proyectos de exploración planetaria desde hace años. Su coste y dificultad técnica apartan o aplazan la misión una y otra vez. Ahora, uno de los grandes especialistas en la exploración marciana, Steve Squyres, ha presentado una nueva estrategia para lograrlo dividiendo la misión en tres fases, informa Reuters.

El plan de Squyres consiste en, primero, tomar las muestras del suelo del planeta rojo con un robot heredero de los actuales Spirit y Opportunity -misión que él lidera-. "En la segunda fase se enviaría una sonda de descenso que caería junto al todoterreno", explica. Esta misma sonda tomaría las muestras y las pondría en órbita de Marte, donde una tercera nave las recogería y las traería a la Tierra. "Un programa así es asumible porque alarga la financiación en el tiempo, reduciendo el coste por año", comenta este astrónomo de la Universidad de Cornell (Estados Unidos).

El fallo de un imán obliga a cambiar la estructura de todo el aparato

Squyres ha presentado este nuevo plan en una conferencia dedicada a la búsqueda de vida extraterrestre celebrada en Tejas. Una cuestión importante a la hora de traer muestras de Marte es decidir qué tipo de material se elige. Los expertos han discutido en la reunión de Tejas cómo buscar en Marte pruebas de vida, si es que alguna vez existió allí. Bill Schopf, (Universidad de California), ha planteado que se podría buscar en las grandes extensiones de yeso que cubren el planeta vecino. En la Tierra, en depósitos de yeso asociados al Mediterráneo seco hace millones de años, se han encontrado restos de plancton, diatomeas y cianobacterias. Igualmente se podrían hallar en los yesos de Marte vestigios de vida del pasado, si es que existió.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS