Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Dos de Mayo: la recepción oficial

La depresión cunde en el PSM

La cúpula socialista madrileña desprecia los sondeos que dan mayoría absoluta a Aguirre - El PP recibe con cautela los buenos datos de la encuesta

El día de la Comunidad de Madrid se celebra en la calle y se escenifica en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional. Y ayer en los corrillos, los comentarios los protagonizaba la encuesta de Metroscopia publicada por EL PAÍS. De ella hablaron los responsables políticos.

- Mayoría absoluta de Aguirre. El sondeo publicado ayer reflejaba que el PP de Esperanza Aguirre lograría mantener la mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid por un solo escaño. Si hoy se celebraran elecciones, los populares obtendrían un 50,6% de los votos. La cúpula de los socialistas mostró sus reservas ante los resultados de la encuesta y cuestionó los datos que muestran un desplome en la valoración de su líder, Tomás Gómez. Los populares, por su parte, trataron de mostrar cierta prudencia.

La presidenta regional se sumó a la cautela. "Las encuestas sean buenas, malas o regulares son una fotografía del momento en que se hacen; y eso no quiere decir que dentro de un año, la opinión sea otra". El vicepresidente, Ignacio González, siguió la misma táctica: "Los datos son muy buenos, pero lo que importa es lo que ocurra el día de las elecciones. No indica más que una tendencia". Francisco Granados, secretario general del PP, apuntaba: "El resultado va en línea con lo que dicen nuestras encuestas, pero las nuestras dan una mayoría más amplia".

Al portavoz popular en la Cámara regional, David Pérez, le costaba refrenar la euforia: "La encuesta es coherente con el apoyo que nos brinda la gente, porque cada vez más votantes socialistas nos apoyan". El que no quiso pronunciarse fue el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, quien rechazó comentar los resultados.

Los socialistas mostraban sus reservas ante la encuesta. El secretario general del PSM, Tomás Gómez, descartaba unos números tan poco favorables a sus intereses. "No son los datos que tenemos en nuestra encuesta mensual. Nos dicen que el PP habría perdido la mayoría absoluta", afirmó. "Hay una tendencia de decrecimiento y, por eso, estamos convencidos de que el año que viene habrá cambio de Gobierno en Madrid", afirmó. La portavoz socialista en la Asamblea, Maru Menéndez, también observó un resquicio de esperanza en los datos: "A un año de las elecciones indican que podemos ganar porque hay un fuerte desgaste de Aguirre".

Por su parte, el coordinador general de IU y portavoz en la Asamblea, Gregorio Gordo, manifestó que la encuesta difundida ayer certifica "que lo fundamental es la marca" y, en el caso de IU, destaca "la solvencia de la propuesta". Desde UPyD, su coordinador general, Javier García Núñez, se congratulaba de la tendencia a la baja del PP (perdería 2,7 puntos en porcentaje de voto desde las elecciones de 2007). "Ojalá baje más, porque sería una Asamblea muy abierta, que es lo que conviene, sin mayorías absolutas".

- Valoración de Gómez. El líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, no sale bien parado del sondeo. Es el político peor valorado por los madrileños, que le dan una nota de 3,9.El líder socialista, Tomás Gómez, restó importancia a ese dato. Insistió en que sus encuestas, que realizan cada mes, no le dan tal resultado. "¿Cómo puede ser que el año pasado me conociera el 70% y este el 46%?", cuestionó. La portavoz socialista en la Asamblea, Maru Menéndez, no entró al trapo: "Gómez es nuestro líder y nos llevará a la victoria".

Menos comedidos se mostraron los populares. "Creo que es la prueba de que la táctica en la que está instalada el PSM no se identifica con los problemas de los ciudadanos", afirmó González. "Hace de correveidile del Gobierno nacional y no tiene proyecto ni alternativa". El secretario general del PP restó responsabilidad a su homólogo: "El hundimiento del PSM no debe atribuirse en su totalidad a la labor de Gómez, es más de fondo: es el hartazgo de las políticas económicas de Zapatero".

- La irrupción de UPyD. La encuesta de Metroscopia revela que la formación de Rosa Díez lograría entrar en la Cámara regional con un 6,2% de los votos. "Ocho escaños es un resultado que me parece corto", afirma el coordinador general de UPyD en Madrid. "Nuestra impresión [a partir de las encuestas del CIS] es que será un poco mejor, entre 10 y 12 escaños". García Núñez sostiene que eso supondría "un cambio sustancial" en la política madrileña. "Ahora hay un rodillo del PP. Nuestra presencia obligaría a los dirigentes a ceder más".

El número dos de Aguirre deslizaba cierta incredulidad: "Sistemáticamente se habla de la entrada de UPyD en la Asamblea, pero habrá que ver si eso se confirma en las elecciones". En la misma línea, se mostró Granados. Sostuvo que "es importante conocer a los candidatos antes de que haya una encuesta fiable" y, en el caso de UPyD, no se han nombrado. "No creo que las cifras reflejen la realidad de UPyD en Madrid ni que vaya en ascenso", agregó.

Por una vez, la opinión del líder de los socialistas madrileños coincide con la de los dirigentes del PP. "En las encuestas que manejamos, UPyD marca una tendencia de caída más pronunciada que la encuesta de Metroscopia", afirmó Gómez. "En abril del año pasado nos daba un 7% en intención de voto, en diciembre un 5,13% y, hace un mes, un 5,05%", reveló. Menéndez fue más allá: "Parece incoherente que logren esos resultados, si ni siquiera tienen candidato, ni una figura para Madrid". También expresó sus dudas el coordinador general de IU, Gregorio Gordo: "No parece seguro. Se verá, cuando seamos capaces de conocer sus propuestas".

- La dimisión de Granados. El sondeo desvela que el 60% de los ciudadanos cree que Granados debería dimitir por el caso de los espías. "Me sorprende que haya tantos madrileños interesados por un asunto que prácticamente no sigue nadie", afirmó Granados. "Es evidente que si un consejero es objeto de más de 40 portadas de EL PAÍS, eso afecta a su imagen", añadió.

González defendió a su compañero de filas. "La valoración del Gobierno es buena y tiene el apoyo mayoritario", afirmó. "La gestión de todos los consejeros es recogida favorablemente". Los socialistas vieron en esta cuestión un filón: "Es absolutamente insostenible. La pregunta es: ¿cómo se ha pagado seguir a Cobo o a Prada, que cuesta mucho dinero? ¿Quién dio la orden? Todo apunta a Granados y a la presidenta Aguirre", espetó Gómez. "Es evidente que debe dimitir", consideró Gordo. "Lo debería pedir hasta él", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de mayo de 2010