El juez antiterrorista francés muestra su claro apoyo a Garzón

El juez antiterrorista francés, Jean Louis Bruguière, mostró ayer su apoyo inequívoco a su colega Baltasar Garzón. El magistrado francés, que estos días asiste a la séptima edición del Foro de Seguridad Global sobre Terrorismo Internacional, que organiza la Escuela de Leyes de Nueva York, está al corriente de los "tres problemas" de su compañero y considera que se trata de un ataque ad hominem y una cuestión política. "Esto no se podría producir en Francia", aseguró Bruguière, "porque la justicia no está tan politizada como en España". Para el juez francés es inconcebible que un partido como Falange Española de las JONS, que representa a los herederos de los agresores y a los que se rebelaron contra el Gobierno legítimo, forme parte de la acusación y pueda sentar en el banquillo a Garzón.

Cuando se le menciona que el presidente francés Nicolás Sarkozy intentó encarcelar a su rival y predecesor Dominique de Villepin, Bruguière afirma que tanto uno como otro son políticos, pero que eso no ocurre entre los jueces.

El magistrado francés cree que Garzón no tendría que haber sido perseguido por unos hechos que, a su modo de ver, no son delito. Una cuestión es la interpretación de las leyes y otra que esa interpretación pueda ser ilegal, afirma. Parece que han decidido acabar con él, porque otros jueces han defendido sus interpretaciones y nadie los han procesado. Luego, si otros jueces respaldan las decisiones de Garzón y el proceso no se dirige contra ellos, es porque es un ataque contra la persona. Da la impresión, agrega, de que la política ha impregnado los tres casos por los que se le persigue en el Tribunal Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 02 de mayo de 2010.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50