Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas: "Cuando tengamos la Junta vamos a formar el 'taco' en Málaga"

Las quejas por el sectarismo de la Junta marcan el decenio de De la Torre

La denuncia contra el sectarismo de la Junta y "el gran centralismo autonómico que separa y divide Andalucía" ha marcado la convención con la que el Partido Popular de Málaga ha conmemorado el décimo aniversario de mandato de Francisco de la Torre, el alcalde que con más énfasis y constancia maneja el discurso del agravio que suelen argumentar los regidores municipales del partido. "Esto se tiene que acabar, no es posible que en Andalucía haya andaluces que tengan más derechos porque sean de un partido, no es posible que se condene a los ciudadanos de una ciudad como Málaga a ser discriminados porque libremente han votado al PP", denunció el presidente regional, Javier Arenas.

El líder popular denuncia el insulto constante del PSOE a los malagueños

Reclama el máximo esfuerzo pese a los datos positivos de las encuestas

El último caso para la protesta lo anotó el PP el pasado viernes, cuando ya en la convención recibió noticias del pronunciamiento del vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Rafael Velasco, en favor de la candidatura de Córdoba para ser capital europea de la Cultura en 2016, designación a la que también aspira Málaga. "Nunca entenderé por qué los socialistas se pasan todo el tiempo ofendiendo a los malagueños", expuso ayer Arenas, quien dijo haber notado un "desapego" de los dirigentes del PSOE respecto a Málaga.

Arenas entusiasmó a la concurrencia con la promesa de tiempos mejores, aquellos en los que con él de presidente de la Junta el despacho del consejero de Turismo se traslade a Málaga, la ciudad organice la feria de turismo cultural "más importante del mundo" o se construya el macrohospital, proyecto que dijo aprobará el primer Consejo de Gobierno que presida, el mismo en el que suprimirá el impuesto de sucesiones.

"A Málaga cuando mejor le ha ido es cuando han coincidido un gobierno y la alcaldía del PP, así que imaginaros la que vamos a formar juntos cuando tengamos también la Junta, vamos a formar el taco", proclamó Arenas.

A su llegada al Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, sede de la convención, el alcalde De la Torre recibió a Arenas como "nuestra esperanza". "Contigo sabemos que tendremos una comunidad autónoma que trabajará por todos, con lealtad por los intereses y aspiraciones de Málaga, cosa que ahora, lamentablemente, no ocurre. Sabemos que contigo no pasará nunca", añadió De la Torre.

El presidente provincial del partido, Elías Bendodo, aseguró que la Junta "siempre ha puesto trabas al desarrollo de Málaga", y en referencia a la competencia con Córdoba por la capitalidad cultural en 2016 advirtió de que no están "dispuestos a una nueva agresión" a su ciudad, "con la connivencia de Griñán y el silencio cómplice del PSOE de Málaga".

El dirigente popular, que es concejal en el equipo de Gobierno de De la Torre, rechazó los reproches con el que los dirigentes socialistas suelen responder a las quejas de agravio del PP. "Lo que ellos llaman victimismo, nosotros lo llamamos defensa a ultranza de los intereses de Málaga". Bendodo incluso negó los logros que se atribuye el Gobierno del PSOE en Málaga y recordó que la construcción del AVE, la reforma del aeropuerto, y la hiperronda fueron licitadas por los gobiernos del Partido Popular. "Sólo faltaría que las hubieran paralizado", dijo Bendodo, quien aseguró que en los seis años de mandato de José Luis Rodríguez Zapatero el único proyecto impulsado en Málaga es una cárcel.

En la clausura de la convención popular de Málaga, Javier Arenas hizo una llamada contra la autocomplacencia a los dirigentes y militantes del PP, y aunque los pronósticos apuntan arrolladoras victorias en los principales municipios de Málaga, reclamó el máximo esfuerzo. Y también una llamada a algo que dijo "tenemos que mejorar con toda claridad", y es la capacidad de comunicación. "Donde gobiernan los socialistas, dedican un 80% del tiempo a la comunicación y un 10% a la gestión, nosotros un 90% a gestionar y sólo un 10% a comunicar, y así nos va", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de abril de 2010