Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP prescinde de sus diputados para elaborar el programa electoral

La cúpula del Partido Popular (PP) ha decido renovar profundamente la composición de su grupo en el Parlament con vistas a las próximas elecciones autonómicas y ha empezado a dar los primeros pasos. Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP catalán, ha prescindido de sus diputados en la Cámara catalana para confeccionar el programa electoral y ha delegado esa misión en tres colaboradoras suyas. Son la diputada en el Congreso Dolors Montserrat, hija de la política del mismo nombre y portavoz popular en el Parlament; Maria Àngels Esteller, regidora del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, y María Llanos de Luna, que fue subdelegada del Gobierno en Cataluña.

Fuentes del partido relativizaron el hecho de que Sánchez-Camacho no haya incluido en este pequeño comité a ninguno de los 14 diputados del grupo creado en 2006 por el entonces presidente del PP catalán, Josep Piqué, que abandonó después la formación por discrepancias con la dirección. "No es habitual que los parlamentarios redacten los programas. Esteller, además, ya hizo esa labor con Piqué", subrayaron fuentes del partido. El nombramiento se realizó el pasado 8 de febrero en un comité ejecutivo que designó al secretario general, Jordi Cornet, director de campaña.

El equipo esta formado por tres mujeres próximas a Sánchez-Camacho

Sánchez-Camacho está en plena precampaña y hoy paseará por Girona acompañada del presidente Mariano Rajoy, que está cumpliendo su compromiso de desplazarse de forma periódica a Cataluña, donde el nuevo equipo electoral está enfrascado en la elaboración del programa. La idea es trazar un ideario más práctico y menos teórico, y organizar 35 reuniones sectoriales para que aporten conclusiones. Además están previstos tres foros en los que se discutirán temas como la inmigración, la crisis y la seguridad, tres de los ejes de campaña de la dirigente popular.

La confección definitiva de las listas electorales se concretará en los próximos meses, pero todo indica que la renovación será profunda. Tras la dura pugna abierta por la sucesión, ganada por la línea oficial, que encarna Sánchez-Camacho, el grupo parlamentario quedó fraccionado en tres partes: la próxima a la actual presidenta, la cercana a Daniel Sirera y la heredera de Piqué, encarnada en Montse Nebrera, que también dejó el partido. De momento, repetirán como cabezas de lista Rafael Luna por Tarragona y Enric Millo por Girona. Lleida tendrá un cambio de cara: Jordi Montanya apoyó a Nebreda y cederá su puesto a Dolors López. Fuentes del partido destacaron que el PP será el único que tendrá dos candidatas (Sánchez-Camacho y López).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de abril de 2010