Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cajasol anuncia un plan de expansión en Castilla-La Mancha con 15 oficinas nuevas

El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, anunció ayer tras firmar el acuerdo laboral que dará paso a la fusión por absorción definitiva de Caja de Guadalajara que la entidad iniciará a partir de junio un proceso de expansión en la comunidad de Castilla la Mancha que supondrá de manera inmediata la apertura de cinco nuevas oficinas. El plan, que está siendo ultimado, alcanzaría fundamentalmente a las cabeceras de las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Albacete, dado que la actual expansión de Caja de Guadalajara abarca con exclusividad a esta provincia castellanomanchega y, especialmente, al corredor de Henares. Fuentes de la entidad indicaron que el plan de expansión podría llegar hasta las 15 sucursales en el primer año de vida de la entidad en las principales localidades de estas cuatro provincias.

Pulido indicó ayer que el plan de ampliación ira creciendo "hasta completar todo el mapa de la comunidad manchega" y en función de "las circunstancias económicas y de las demandas empresariales y de negocio".

Por otro lado, el presidente de Cajasol, indicó que para el próximo lunes está prevista la aprobación del proyecto de fusión en los consejos de administración de ambas entidades y que para el 8 de junio serán convocadas las asambleas generales que sellarán el último paso para la fusión.

Pulido confirmó además que el actual presidente de Caja de Guadalajara, José Luis Ros, será propuesto para ocupar una de las vicepresidencias de la entidad integrada tras la fusión.

Pulido reiteró que la entidad se mantiene en un proceso "abierto y flexible" para nuevas alianzas, si bien recordó que han sido modélicos al llevar a cabo dos procesos de fusión en apenas dos años y medio, en un entorno socieconómico muy complicado y que tienen "hechos los deberes" para "competir y hacerlo de manera eficiente". "No tenemos prisas ni presión inmediata", dijo el presidente de Cajasol, quien agregó que la entidad "cuenta con el volumen adecuado para competir", por encima de la mayoría de las fusiones que se están llevando a cabo en el sector de las cajas de ahorros.

Por su parte, el presidente de Caja Guadalajara, José Luis Ros, mostró su satisfacción con el acuerdo, valoró la "unanimidad" alcanzada hasta ahora en todas las fases de la fusión, y señaló que la mejora que obtendrán los trabajadores de Guadalajara al igualarse a las condiciones salariales de Cajasol, "se la merecen". Ros afirmó que el acuerdo es importante para Castilla la Mancha, por que las cajas "son complementarias", y tienen "un gran futuro" y "espacio para crecer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de abril de 2010