Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Basagoiti pretende cerrar con Urkullu un acuerdo sobre el museo de Urdaibai

Ambos dirigentes ultiman la fecha de una reunión para las próximas semanas

Las direcciones del PP vasco y el PNV están cerrando la fecha de la reunión que mantendrán sus dos máximos responsables, Antonio Basagoiti e Iñigo Urkullu, respectivamente, en unas dos semanas, y previsiblemente antes de finales de este mismo mes, y de la que el dirigente popular quiere sacar un acuerdo sobre el futuro del Museo Guggenheim de Urdaibai, según fuentes del PP.

El PNV, enfrentado con el Gobierno sobre el proyecto que el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, abandera, puede encontrar ahora un inesperado, pero valioso aliado en los populares. Basagoiti ya transmitió personalmente al lehendakari, Patxi López, durante la última reunión pública que ambos mantuvieron el pasado mes de febrero que veía con buenos ojos la propuesta de José Luis Bilbao -una extensión del actual Museo Guggenheim- frente a la que defiende el Ejecutivo -otro tipo de equipamiento artístico más centrado en el arte vasco-.

El PP presenta las propuestas de un plan comprometido con el 'lehendakari'

El PP, que ya ha trasladado sus puntos de vista directamente tanto al PNV como al propio Bilbao, según las fuentes informantes, apuesta por un proyecto con "potencia económica y artística, además de contar con atractivo turístico", pero no se enroca en que obligatoriamente tenga que llevar la marca Guggenheim.

Los populares, que insisten en que no han recibido ninguna propuesta en firme del Gobierno sobre esta materia, defienden además la protección del edificio del arquitecto Ricardo Bastida en Sukarrieta, las colonias en cuya parcela la Diputación plantea construir la ampliación del Guggenheim en Urdaibai. El Parlamento votó por unanimidad el pasado 18 de marzo instar al Gobierno a su protección, pero el PP cree que Cultura está aplazando las decisiones que tendría que tomar al respecto.

Basagoiti quiere salir de la cita con Urkullu, con quien no se reúne oficialmente desde el 9 de marzo del año pasado, con un acuerdo cerrado lo más posible, que se trasladaría luego a los debates que sobre esta materia se desarrollasen tanto en el Parlamento como en las Juntas Generales de Vizcaya. En ambos foros, populares y peneuvistas suman una cómoda mayoría absoluta. "Tenemos la sensación de que quieren llegar a un acuerdo con nosotros a toda costa", aseguran fuentes de la dirección del PP.

En el seno de la formación de Basagoiti hay discrepancias sobre el apoyo que deben dar al proyecto de Urdaibai, que dirigentes alaveses y guipuzcoanos no estiman urgente, sobre todo si éste llevase el nombre del museo de Abandoibarra. Sin embargo, el presidente de la formación en Euskadi está convencido de que el proyecto debe salir adelante. Las fuentes informantes consideran que Basagoiti no tendrá problemas en conseguir el consenso de todo su partido sobre la solución que finalmente se adopte.

El PP considera además que peneuvistas y socialistas se están "enfangando" en un debate sobre la situación del director general del Guggenheim, Juan Ignacio Vidarte, y el papel que jugó en la compra de dólares para comparar obras de arte que se saldó con pérdidas millonarias para el museo. Ese debate, en opinión de los populares, distrae de un punto más importante: el futuro proyecto para revitalizar Urdaibai.

El siguiente punto de este debate llegará el próximo martes, cuando la consejera de Cultura, Blanca Urgell, presente oficialmente en la Cámara de Vitoria el informe encargado a un despacho de abogados sobre la mencionada operación de compra de divisas.

Medidas para apoyar a los emprendedores

El lehendakari, Patxi López, aceptó en la última reunión pública que mantuvo con el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, celebrada el pasado 24 de febrero, que los populares elaborasen un plan de medidas para fomentar la capacidad emprendedora en Euskadi.

Basagoiti presentó ayer públicamente este plan que pretende llevar al Parlamento como una proposición no de ley una vez sea debatido entre ambas partes. El PP quiere debatirlo también con representantes empresariales, pero bajo el principio de que el lehendakari "tiene el compromiso de aprobar un plan que ahora tenemos que ultimar". "Y si no no le aprobamos otra ley", ironizaba el dirigente popular tras su rueda de prensa en Bilbao.

El PP destaca que Euskadi ha caído en esta materia hasta el antepenúltimo lugar de las comunidades españolas, superando sólo a Ceuta y Asturias. La propuesta presentada por Basagoiti, quien aprovechó de nuevo para dar un tirón de orejas a la política económica de su socio y criticó que se está haciendo poco en materia de ayuda a los emprendedores, se basa en nueve propuestas. Entre ellas figuran la simplificación y agilización de las trabas burocráticas y establecer mejoras fiscales con las que impulsar la creación de empresas.

Para ofrecer instrumentos de financiación para los emprendedores propone promover un gran acuerdo público con entidades financieras y el Banco Europeo de Inversiones.

El PP defiende también que toda la política en materia de emprendizaje deje de estar dispersa en varias áreas y se concentre bajo el paraguas de la propia Presidencia.

Fuentes de Industria confirmaron a EL PAÍS que López aceptó que se estudiarían las medidas que propusieran los populares. "Cuando se presenten al departamento se estudiarán", señalaron estas fuentes que rechazaron que se haya hecho "poco o nada" en esta materia. Industria presenta precisamente el próximo martes el balance de su actividad en este sentido.

La consejería ve además difícilmente planteable concentrar toda la política de emprendizaje en Presidencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de abril de 2010

Más información