Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gürtel en Madrid

Clemente: "En la Comunidad había un listado de empresas y de esas se escogía"

"En la Comunidad de Madrid había un listado de empresas con las que trabajaba el Gobierno regional y las consejerías. Cogíamos ese listado y lo que se iba haciendo era llamar a esas empresas y creo que por concurso habían ganado la posibilidad de hacer los eventos". Esa frase medianamente enrevesada pertenece a la declaración ante el juez Antonio Pedreira de Carlos Clemente Aguado, viceconsejero de Inmigración hasta octubre de 2008.

Una afirmación que confirma el hecho de que Presidencia, regida entonces por el también imputado Alberto López Viejo, imponía una serie de compañías con las que se debía trabajar en los eventos. Sin embargo, el propio Clemente, en conversación telefónica desde Colombia, donde reside ahora, matiza el hecho de que en su testimonio él explica que creía que previamente habían ganado algún concurso para figurar en ese listado de privilegiados.

Entre esas empresas estaban todas las que manejaba Francisco Correa y su trama corrupta. El antiguo viceconsejero y actual trabajador de la Fundación ALAS, amadrinada por la cantante Shakira, se remite "a los 12 folios de declaración, en los que digo la verdad y todo lo que sé, que es nada". Además, subraya, al igual que ante el juez, que nunca recibió dinero ni regalos "más allá del sueldo". Su imputación, entre otros supuestos delitos, es por presuntamente haber recibido 10.000 euros en un sobre por parte de la trama.

Casi todos los eventos de Inmigración, la inauguración de sus Centros de Integración y Participación de Inmigrantes, stands en ferias, o presentaciones de iniciativas como Madrid Rumbo al Sur, se hicieron con un claro sobrecoste por parte de las empresas de la trama. Hasta un total de 46 actos. Pero Clemente, al ser preguntado por el magistrado, recuerda que él no tenía firma "ni manejaba un euro de presupuesto". Y carga toda la responsabilidad de las contrataciones en la Secretaría General Técnica de la consejería.

Eso, las que se hacían en lugares dependientes de Inmigración. "Las que se hacían en Sol las contrataban ellos y luego nos pasaban las facturas. También a las que asistía la presidenta eran cosa suya", explica el viceconsejero. En definitiva, que el encargado de muchos de esos eventos "era el viceconsejero Alberto López Viejo con el equipo que tenía de protocolo y de eventos".

Clemente resalta su falta de relevancia a la hora de hacer las contrataciones, que achaca casi en su totalidad a López Viejo: "Nosotros teníamos una serie de empresas que trabajaban con la Administración pública y yo no me metía en eso, yo lo que me metía era en el mensaje, en lo que fuera un poco la escenografía y eso tuviera un mensaje político de acuerdo con nuestras ideas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de abril de 2010