Altercado en la mezquita de Córdoba al impedirse orar a unos musulmanes

La Iglesia católica sólo permite rezar a un dios, el suyo, en la mezquita de Córdoba, convertida en catedral en el año 1236. Un grupo de turistas austriacos de una organización musulmana trató de orar allí el pasado miércoles; fueron reprendidos por los guardias de seguridad, que, ante la actitud violenta de dos de ellos, alertaron a la policía. Los agentes fueron recibidos con amenazas, según consta en la denuncia policial; dos resultaron heridos leves en un forcejeo. Dos turistas fueron detenidos; uno portaba un arma blanca, que no trató de usar.

Ayer declararon ante el juez, que ha prorrogado hasta hoy su detención. Hay otros seis miembros del grupo imputados por desorden público. El Obispado de Córdoba emitió un comunicado el miércoles en el que acusaba al grupo de 118 turistas de "provocar de manera organizada un reprobable episodio de violencia". La Junta Islámica lamentó el incidente, pero insistió en que se debe permitir el culto compartido. Uno de los turistas señaló ayer a Efe que sólo la mitad del grupo se puso a rezar, y sin intención de "herir los sentimientos cristianos".

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de abril de 2010.

Lo más visto en...

Top 50