Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Televisión

TVE-1 pierde ventaja

El efecto del apagón publicitario se desinfla - La audiencia cae al 16,6%

Las aguas vuelven poco a poco a su cauce. Después de la inesperada subida de audiencia de La Primera tras el apagón publicitario, cierra marzo con el 16,6% de cuota de pantalla. Y aunque mantiene su liderazgo, pierde dos puntos respecto a enero y 1,1 en comparación con febrero. Con estos datos registra los mismos índices que en diciembre de 2009, el último mes con anuncios. El partido amistoso entre Francia y España, con más de 8,2 millones de aficionados (40,7% de cuota), se coloca como lo más visto.

Telecinco (14,7%), a pesar de que desciende ocho décimas, mantiene la segunda posición, pero reduce su distancia con La Primera en 2,1 puntos. CSI, en su versión Las Vegas y Miami, encabeza el listado de emisiones más seguidas de la cadena privada. El grupo de la FORTA conserva su resultado de febrero, con un 12,7%, y TV-3 (16,3%) es la autonómica con mayor cuota. Antena 3 termina con un 12,2% y baja cuatro décimas, un resultado que no lograba desde enero de 1992, fecha en la que empezaron a medirse las audiencias de forma regular, según Ricardo Vaca, presidente de la consultoría audiovisual Barlovento Comunicación. La Sexta, que sube nueve décimas, finaliza con un 7,1%. Cuatro crece cuatro décimas (6,7%) y La 2 desciende dos décimas (3,5%). Por su parte, las temáticas de concesión TDT (24 canales) y las de pago (80 cadenas) suman el 21,8% de cuota.

Marzo también cierra con un nuevo récord para la televisión digital terrestre (67,5%), que experimenta su mayor crecimiento mensual al incrementar 7,8 puntos al dato del mes pasado. Mientras, el sistema tradicional analógico terrestre firma su mínimo histórico (11,8%), puesto que el despertar digital es ya una realidad y "un hecho comparable a la aparición de la televisión en 1956", tal como señaló el martes pasado el ministro de Industria, Miguel Sebastián, durante el acto de bienvenida a la TDT.

Ese mismo día, Madrid, Barcelona y Sevilla abrazaban la TDT, un sistema del que ya se benefician 43 millones de españoles. Vaca apunta que los dos primeros días del paso de lo analógico a lo digital se han saldado con una pérdida de más de medio millón de espectadores. El analista asegura que este bajón obedece "a ciertos desajustes nada significativos", protagonizados por usuarios a los que "les ha pillado el toro" y aún no han adaptado sus televisiones a la nueva tecnología.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de abril de 2010