Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Inspección multa por seis casos de silicosis a subcontratas de prevención

Exculpa al patrón de la empresa vizcaína en la que enfermó el 60% de la plantilla

Los servicios de prevención contratados por las pequeñas y medianas empresas van a empezar a pagar por sus errores. Si hasta ahora lo habitual eran las sanciones directas a los empresarios por incumplir la Ley de Prevención de Riesgos, la Inspección de Trabajo se ha vuelto exigente también con las subcontratas de prevención a las que recurren, sobre todo, las pymes.

Es el caso de una marmolería de Vizcaya de once empleados, de los que seis sufren de silicosis, entre ellos, un familiar directo del patrón. Había contratado dos servicios ajenos de prevención de manera consecutiva en el tiempo, pero ninguna de las empresas que tenían que vigilar por la salud de los empleados consideró un riesgo el polvo de sílice que se levantaba al cortar las encimeras de cocinas, y baños, o las piezas para el suelo o paredes. "La inhalación masiva o continuada de sílice cristalina puede causar fibrosis pulmonar y neumoconiosis como la silicosis", cita el informe del Ministerio de Trabajo, que ya publicó un protocolo de actuación médica en 2001 y medidas precisas de prevención. Los silicatos en altas concentraciones están presentes en productos de aglomerado de cuarzo de varias marcas comerciales. En el caso de la marmolería afectada las más utilizadas fueron Silestone y Caesarstone.

"Enviamos una alerta para revisar las marmolerías en toda España", dice CC OO

Los fabricantes de las encimeras no dieron a tiempo la información

La Inspección de Trabajo cree que las dos empresas responsables de la prevención de riesgos de la marmolería, Mutualia S. L. que hizo el primer informe en 2000, y Malga Servicios Empresariales S. L. desde 2006, no adoptaron ninguna medida pese a que en 2003 Mutualia ya detectó en algunos análisis médicos a los trabajadores "patrones respiratorios obstructivos y restrictivos".

La Inspección ha iniciado el procedimiento sancionador contra Malga, pero no contra Mutualia, al entender que pese a que no evaluar el riesgo fue una infracción grave, en su caso ha prescrito.

"Hemos enviado una alerta sanitaria a toda España a la vista de este informe", dijo ayer el responsable de Salud Laboral de CC OO, Jesús Uzkudun. "Aplaudimos a la Inspección de Trabajo por su decisión ya que no es la primera vez que los servicios de prevención dejaban a las pymes a los pies de los caballos", precisó el sindicalista.

Pero la Inspección de Trabajo no culpa solo a las empresas de prevención. También responsabiliza a las empresas fabricantes y distribuidoras de las encimeras. Tras establecer la relación de causalidad entre las diferentes enfermedades profesionales producidas y la omisión de las medidas de prevención, precisa que "en el origen de la inexistencia de medidas de prevención adecuadas se halla la falta de información sobre el producto fundamentalmente utilizado (aglomerados de cuarzo)".

En consecuencia concluye que Cosentino S. A. la empresa que tiene registrada la marca Silestone, infringió el artículo 41 de la Ley de Prevención, sobre la seguridad del producto, al informar genéricamente sobre los riesgos desde 2005, pero de manera precisa sólo a partir de 2009. Lo mismo concluye de Levantina y Asociados, que importan Caesarstone, marca registrada por una empresa israelí, por ofrecer una deficiente información del producto. También precisa el Ministerio de Trabajo que estas infracciones no llevan incorporada una sanción.

A quien exculpa la Inspección es a la empresa, que, a su entender actuó de buena fe y tomando las medidas adecuadas en cada momento. "Concurren en el presente caso excepcionales circunstancias que a nuestro juicio exoneran de responsabilidad jurídica al empresario directo en materia sancionadora administrativa y de recargo de prestaciones, y que están relacionadas con el nivel de incumplimiento de sus obligaciones por las distintas fabricantes, importadoras y Servicios de Prevención Ajenos mencionados", cita.

Cronología

- Visita. La Inspección visita a la empresa el 14 de octubre de 2009.

- Afectados. Seis trabajadores perjudicados por silicosis de una plantilla de 11.

- 2003 2997-2008. Mutualia primero y Fremap después detectaron anomalías respiratorias, pero fueron declarados "aptos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de abril de 2010

Más información