Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un conductor ebrio recorre seis kilómetros en sentido contrario

Circulando por el sentido contrario a lo largo de seis kilómetros y con el triple de la tasa de alcohol permitida. En estas circunstancias detuvo la Guardia Civil en la autovía de Toledo (A-42) la semana pasada a un conductor de 76 años que fue desde el kilómetro 33 de esta vía hasta el 27. Allí fue arrestado y acusado de dos delitos contra la seguridad del tráfico, según informó ayer el instituto armado.

Los hechos se produjeron el pasado 25 de marzo, cuando los agentes del subsector de Tráfico de Toledo comunicaron a sus homólogos de Madrid que había un coche circulando en sentido contrario a la altura del kilómetro 33. El vehículo se dirigía hacia la capital por los carriles que llevan a la ciudad toledana. Unos guardias del destacamento de Leganés montaron el correspondiente dispositivo de vigilancia en la A-42.

Según informó ayer la Guardia Civil, el kamikaze provocó cuatro accidentes: dos en la provincia de Toledo, con tres personas heridas de carácter leve, y otros dos en la provincia de Madrid. Estos dos últimos se registraron en salidas de la vía y no causaron heridos. Tras estos siniestros el conductor kamikaze todavía siguió circulando.

Según estas fuentes, el detenido presentaba evidentes síntomas de estar bajo la influencia de las bebidas alcohólicas. Fue sometido a la prueba de alcoholemia y arrojó un resultado de 0,78 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en el primer análisis y 0,80 en el segundo. Esto supone que triplicaba la tasa máxima permitida (0,25 gramos).

El conductor, de nacionalidad española, fue imputado de dos delitos contra la seguridad del tráfico: el de conducción temeraria y conducir bajo los efectos del alcohol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de marzo de 2010