Tocados y hundidos en La Vila Joiosa

Un club de buceo investiga los pecios de cuatro buques de la I Guerra Mundial

En la costa de La Vila Joiosa descansan a una profundidad de entre 55 y 80 metros los restos de cuatro buques mercantes hundidos por el submarino alemán U64 durante la I Guerra Mundial. El Club de Buceo Ali-Sub, que dirige Terencio Pérez, lleva varios años investigando la identidad y la historia de estos pecios, un trabajo que se inició con los primeros datos aportados por los pescadores. Aunque llevan casi un siglo bajo las aguas, Pérez asegura que "los barcos están bien conservados y es posible diferenciar las partes más significativas de estos grandes buques y sus cargas".

Durante la primera de las grandes guerras mundiales, la costa mediterránea española se convirtió en una de las principales rutas de los barcos mercantes ingleses que transportaban mercancías a sus aliados, Francia e Italia, dado que eran aguas neutrales. Pero también por eso, los submarinos alemanes la eligieron como zona de caza durante la campaña final de la guerra, desde 1917 hasta finales de 1918. En general, la navegación de los mercantes aliados se hacía de noche, buscando durante el día el refugio de los puertos costeros, sobre todo el de Alicante. Y de madrugada fueron atacados frente a La Vila: Owasco, Crathorne, Participation y Caprera.

El Owasco, de 125 metros de longitud, fue hundido el 10 de diciembre de 1917 haciendo la ruta Norfolk-Génova cuando transportaba 50.000 barriles de gasolina. El mismo día, aprovechando las ráfagas de la luz del faro, el U64, que tenía su base en el puerto montenegrino de Cattaro, también torpedeó entre las 11 y las 12 de la noche el Crathorne, un barco de bandera noruega de 91 metros de eslora que transportaba más de 2.000 toneladas de harina desde Baltimore. Murieron tres de sus tripulantes. El Participation, de 91 metros, fue hundido el 4 de febrero de 1918, mientras navegaba entre Sicilia y Liverpool con un cargamento de naranjas y limones, aunque no hubo víctimas. Y el Caprera, barco italiano de 93 metros, fue atacado un día después. Murió una persona de las 110 que llevaba a bordo.

Varios submarinistas, en uno de los pecios en aguas de La Vila Joiosa.
Varios submarinistas, en uno de los pecios en aguas de La Vila Joiosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 23 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50