Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LIBROS

Fervor literario

La literatura de Enrique Vila-Matas se alimenta de su fervor literario. Es un proceso endogámico que va de la literatura a la literatura. En el medio de este viaje está la vida de sus personajes, también saturada de literatura. Circunstancia paradójica: que una concepción abierta de la novela, además de porosa a los homenajes, los guiños, incluso algún "cameo" literario, nos parezca por momentos abocada a una difícil encrucijada. Pero eso es su poética. La reiteración programática de un arte de construir no sólo artefactos de ficción, sino de no hacerlo tolerable de otra manera. Su protagonista en Dublinesca (título de un poema de Philip Larkin) es un editor de sesenta años llamado Samuel Riba (procura siempre pagar a sus autores los anticipos más paupérrimos) que abandona desengañado su empresa tras fracasar en su empeño de encontrar al escritor genial. Prevé el fin de la literatura verdadera. Se mueve entre el confort de la cotidianidad y su necesidad de extrañarse del mundo, enfilar su vida hacia la extraterritorialidad. Nada nuevo en la literatura del escritor catalán. Ese persistente regusto a la contradicción que tanto fascina al autor: citó alguna vez a Scott Fitzgerald: "Una inteligencia de primera categoría es aquella que es capaz de albergar dos ideas contrarias". Y ese entramado de citas que van tejiendo una tupida red literaria, la trama esencial en sus libros: la novela que disimula el ensayo y su autobiografía intelectual. Dublinesca es un ensayo con ribetes de ficción sobre el Ulises de Joyce (y más exactamente sobre su capítulo sexto). De paso también es una reflexión sobre su discípulo Samuel Beckett. Vila-Matas una vez declaró que un escritor sólo existe a partir de su obra. La vida entre libros, entre la sorpresa y la epifanía. Extraña y singular forma de vida. Samuel Riba, sin embargo, no dramatiza; se concede una pantomima humorística, saltar de una cultura a otra: de lo francés a lo inglés. Una revelación paródica, con algo de la tristeza de esos espectros y señales apocalípticas que llaman a su puerta.

Dublinesca. Enrique Vila-Matas. Seix Barral. Barcelona, 2010. 328 páginas. 19 euros. www.enriquevilamatas.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de marzo de 2010