Los maestros irán a la huelga el 17 de marzo tras fracasar la mediación

La huelga en las escuelas y los institutos públicos catalanes anunciada hace un mes por los sindicatos de docentes ya es firme. El último trámite de mediación ante el Departamento de Trabajo entre los sindicatos y el Departamento de Educación fracasó el lunes por la tarde. Era la última oportunidad de evitar la huelga del próximo miércoles 17 de marzo.

Será la cuarta huelga en tres años que hacen los sindicatos de maestros y profesores de los centros públicos no universitarios contra la política educativa de la Generalitat. Convocan el paro los sindicatos USTEC, CC OO, UGT y ASPEPC. Hasta el lunes no se sabrá qué servicios mínimos deberán cumplir los centros, aunque las familias aconsejan llevar el día 17 a los alumnos a la escuela aunque no haya clase.

Si las anteriores huelgas fueron contra la Ley de Educación, que ya está aprobada por el Parlament, ahora la protesta se centra en dos ámbitos. Uno, el despliegue de la Ley de Educación en cuanto al modelo de autonomía de los centros escolares y la mayor capacidad de las direcciones anunciada por Educación. Y dos, el recorte de plantillas y recursos que los sindicatos aseguran que se está produciendo en los centros escolares.UGT aseguraba ayer que el Departamento de Educación proponía al de Trabajo fijar unos servicios mínimos por encima de los de las huelgas anteriores. Educación indicó que se mantendrán en la misma línea que en otros paros: un mínimo de dos maestros por cada cuatro aulas en las escuelas y dos profesores en los centros de secundaria.

Los sindicatos defienden que se mantenga la jornada intensiva que hacen numerosos centros en junio, que se acelere el nombramiento de profesores sustitutos y que se ponga fin al recorte de recursos que dicen que se está produciendo en los centros. Los sindicatos afirman que Educación no ha negociado a fondo lo que afecta al profesorado en el futuro decreto de autonomía escolar.

CC OO ha hecho una consulta entre el profesorado y asegura que éste está preocupado por "todo lo que afecta a los recortes de plantillas y partidas presupuestarias para funcionamiento de los centros". CC OO señala que hay recortes de plantilla, no se cubren las bajas desde el primer día y hay recortes de fondos y aumento de los alumnos por aula. CC OO ha dirigido una carta a las familias en la que denuncia los recortes de fondos para programas de innovación educativa.

Según UGT, hay recortes en las plantillas de sustitutos y las medias jornadas se están convirtiendo en tercios. Este sindicato asegura que el modelo de autonomía de centros que se quiere implantar no le gusta porque no se limita a lo pedagógico, sino que reduce la participación del profesorado y, a su juicio, crea un modelo jerárquico basado en las direcciones.

USTEC también recalca que con la reforma en ciernes se marginará al claustro de profesores en la toma de decisiones y rechaza que los directores puedan sancionar a los docentes por faltas leves. Sobre la autonomía escolar, USTEC señala que Educación sólo se ha mostrado dispuesta a introducir una treintena de cambios "en temas menores". El Departamento de Educación afirma que ha hecho todos los esfuerzos de diálogo posibles con los sindicatos y ha contabilizado 8 reuniones y casi 40 horas de contactos.

Las familias aconsejan ir al centro pese a la huelga

Las familias deben llevar a los alumnos a las escuelas e institutos el 17 de marzo, aunque haya huelga en sus centros. Así lo asegura el presidente de la asociación de familias de alumnos de secundaria, la Fapaes, Pere Farriol. "Respetamos el derecho a la huelga en un país democrático, pero creo que los docentes van al paro porque temen perder derechos con los cambios que se están produciendo".

La Fapaes está presente en el 80% de los centros públicos de secundaria. "Los servicios mínimos deben funcionar en los centros y, por tanto, los alumnos pueden estar allí, haya o no clases. Debido a sus ocupaciones laborales, muchas familias pueden tener problemas el día 17 si en los centros escolares no hay actividad lectiva. Por eso, esperamos y creemos que como otras veces funcionarán los servicios mínimos", dijo Farriol.

La Fapaes cree que el decreto de autonomía de los centros escolares que prepara Educacion puede ser bueno "para potenciar los proyectos educativos propios. Y la evaluación de los centros y los docentes también es buena para detectar los problemas y mejorar". Pero los cambios "deben hacerse con prudencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50