La primera crisis del euro

Portugal sube impuestos a los ricos y congela los sueldos públicos para rebajar el déficit al 2,8%

Agencias

Más impuestos, menos inversiones y prestaciones sociales, salarios de los funcionarios congelados y planes de venta de empresas públicas. El Gobierno portugués ha anunciado todas estas medidas para cumplir con su objetivo de reducir el déficit del 8,3% actual al 2,8% del producto interior bruto en 2013. El Gobierno socialista de José Sócrates enviará a la Comisión Europea el Programa de Estabilidad y Crecimiento que contiene estas medidas, pero antes deberá debatirse en el Parlamento de Lisboa.

El ministro de Finanzas, Teixeira dos Santos, anunció ayer que el tipo que grava las rentas superiores a 150.000 euros anuales pasará del 42% al 45% de forma provisional, hasta 2013. Además, las plusvalías en Bolsa pagarán una tasa del 20%.

Más información

Otro de los objetivos del Gobierno de Sócrates es reducir el peso de los salarios públicos. La idea es congelar los sueldos de los funcionarios este año, mantener su crecimiento por debajo de la inflación hasta 2013 y sustituir sólo a una de cada dos bajas laborales. Con estas medidas, se espera ahorrar el 1% del PIB en gastos de personal de la Administración. "Tendremos que mantener el camino de la fuerte contención salarial", aseguró el ministro. Además, se reducirán en un 40% las inversiones en el Ejército.

Sócrates espera ingresar 6.000 millones con la privatización de bienes y empresas públicas aún no especificadas. Entre las medidas de ahorro también se anunció un retraso de dos años, hasta 2017, de la línea ferroviaria de alta velocidad entre Lisboa y Vigo, vía Oporto. El proyecto ya se había retrasado el año pasado.

El primer ministro se reunió con los partidos de oposición, que dominan el Parlamento, para explicar el plan con el que pretende un crecimiento de la economía para los próximos cuatro años de entre el 0,7% previsto para este año hasta el 1,7% de 2013. El desempleo, ahora en el 9,7%, apenas bajará al 9,3%.

El Gobierno de José Sócrates prevé que la deuda pública, uno de los problemas más graves de las finanzas portuguesas, siga subiendo hasta 2012 y, tras situarse ese año en el 90,1% baje en los dos años siguientes hasta el 89,3%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50