Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono propone cambiar la Constitución para trabajar en enero y julio

El presidente del Congreso, José Bono, ve posible una reforma rápida de la Constitución para ampliar los periodos de actividad de la Cámara. Bono remitió ayer una carta a los portavoces parlamentarios para proponerles soluciones con el fin de que en enero y en julio puedan celebrarse plenos y comisiones.

Hace un año hubo una propuesta del PP, a la que se sumó el PSOE, pero quedó en nada. Ahora es el presidente de la Cámara el que ha decidido ponerse al frente para acabar con la mala imagen de los políticos.

El problema estriba en que el artículo 73 de la Constitución excluye los meses de enero y julio de los periodos ordinarios de sesiones. Para celebrar sesiones extraordinarias, ese mismo artículo exige condiciones muy estrictas.

Por eso, Bono apunta en su carta la modificación de ese artículo de la Constitución. Y recuerda que el único cambio que se ha hecho hasta este momento se hizo en sólo 50 días. Se ejecutó en 1992 para modificar el artículo 13.2 y así permitir que los ciudadanos comunitarios pudieran participar en elecciones municipales, tal y como exigen los tratados de la Unión Europea.

Los grupos, a favor

Para la reforma del artículo 73 haría falta una mayoría de tres quintos de las dos Cámaras, que está asegurada con el voto del PSOE y del PP. Otros grupos parlamentarios se han pronunciado siempre a favor de ampliar los plenos y las comisiones hasta enero y julio.

No obstante, todos sostienen que la actividad parlamentaria se mantiene en esos meses con reuniones extraordinarias de comisiones y de la Diputación Permanente, que sustituye a los plenos ordinarios.

En este caso, según apunta Bono, la reforma se tramitaría como proposición de ley suscrita por al menos dos grupos parlamentarios o una quinta parte de los diputados. Si fuera así, la reforma podría estar en vigor antes de julio, para que en ese mes puedan celebrarse ya plenos ordinarios.

La carta de Bono parte de un informe de los servicios jurídicos de la Cámara que analiza todas las posibilidades y viene a insinuar que lo mejor sería esa reforma constitucional. Bono pide sugerencias a los portavoces antes del día 13 y viene a considerar inviables otras fórmulas, como la reforma del reglamento o los acuerdos en la Junta de Portavoces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de marzo de 2010