El PNV rechazará cualquier texto de ley Municipal que afecte a la de Territorios

Los peneuvistas listan las competencias locales que debería pagar el Gobierno

El PNV detalló ayer sus líneas rojas para la futura ley Municipal y entre ellas incluye que la normativa que delimitará las competencias de los consistorios y su financiación no implique en ningún caso una modificación del Estatuto de Gernika o de la Ley de Territorios Históricos (LTH), que regula la relación entre entidades forales y comunes. "El PNV no está dispuesto a que se pretenda usar un proyecto de ley Municipal para modificar la arquitectura institucional del País Vasco", recalcó el presidente peneuvista, Iñigo Urkullu, como aviso a navegantes, en una rueda de prensa en Bilbao en la que le acompañaron varios alcaldes de su partido.

La portavoz del Gobierno, Idoia Mendia, consideró prematura la advertencia de Urkullu, quien, en contra lo anunciado inicialmente por el propio PNV, no intervino junto al presidente de Eudel, Jokin Bildarratz. Éste prefirió salvaguardar su papel institucional en la asociación que agrupa a los 251 municipios vascos y siguió el acto entre el público en su calidad de alcalde de Tolosa. "Al PNV le pido que no adelante acontecimientos y que espere al debate de la ley en el Parlamento", recalcó Mendia. "Ahí se verá", añadió, si la aprobación de la ley Municipal exige que sean modificadas otras, y en concreto la LTH, que, según avanzó, "puede serlo en este caso".

Urkullu cree que la ley no debe cambiar la arquitectura institucional vasca
Mendia: "Al PNV le pido que no adelante acontecimientos"

Más información

Euskadi es la única comunidad autónoma que carece de una ley que regule la relación de sus ayuntamientos con el resto del entramado institucional autonómico. El PNV ha eludido su abordaje durante lustros para evitar que el choque de intereses entre las instituciones en que gobierna derivase en una crisis interna.

La asociación municipal está ultimando un documento base que deberá ser aprobado el día 11 por su comisión ejecutiva antes de ser entregado al lehendakari, Patxi López. El PNV ha planteado a Eudel una serie de principios que debería incluir la ley y que comparte todo el partido, destacó Urkullu. ¿Quiere eso decir que el nuevo texto no encontrará la oposición de las diputaciones de Álava y Vizcaya como el anterior? "En las comisiones de trabajo celebradas han participado representantes de las diputaciones y del grupo parlamentario", respondió Urkullu.

El PNV quiere apostar por la "autonomía municipal", siempre y cuando no afecte al resto del complejo entramado institucional vasco. El líder peneuvista propuso instaurar "un sistema de alerta temprana" para casos en que alguna propuesta de Diputaciones y Ejecutivo, por ejemplo, afecten a los ayuntamientos. Las citadas alertas se darían en un nuevo organismo, el Consejo Vasco de Políticas Públicas, que definiría las prioridades en las políticas sectoriales.

La ley Municipal fue uno de los diez asuntos en los que el lehendakari propuso un pacto al presidente del PNV en su cita del 29 de enero -también está incluida en su acuerdo para la legislatura con el PP-. El PSE, pese a que en la ponencia de su último Congreso incluyó la reforma de la LTH como una necesidad, no la llevó, sin embargo, al programa electoral del año pasado y tampoco la ha incluido en su calendario legislativo.

Una de las eternas reivindicaciones de los ayuntamientos es que han ido asumiendo tareas ajenas sin recibir la financiación necesaria. Eudel cifra en unos 530 millones anuales el déficit que soportan las arcas municipales por cubrir competencias ajenas. Las materias asumidas en la práctica por los consistorios, según el PNV, son empleo, desarrollo local, alfabetización de adultos en euskera, guarderías, escuelas de música, centros de cualificación profesional, juventud y parte de servicios sociales. La definición de competencias, añadió Urkullu, permitirá clarificar la financiación de los municipios con nuevos coeficientes de reparto entre las instituciones, de forma que el Gobierno compensará económicamente a los ayuntamientos por la prestación de servicios que realizan y que son competencia de la comunidad autónoma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de marzo de 2010.