Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facenda pide un informe para avalar su intención de destituir a Gayoso

Caballero acusa a Feijóo de "tomar represalias" contra el presidente de Caixanova

La conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, lo tiene meridianamente claro, pero antes de dar el paso y pedir que se aplique la ley gallega de cajas, -que establece el cese inmediato de los consejeros que tengan 70 años cumplidos-, ha solicitado un informe jurídico que lo avale. La situación está complicada: la ley que entró en vigor en enero (aprobada por PP y BNG) establecía la continuidad de los órganos de gobierno de las cajas hasta que se celebrasen elecciones internas.

Fue recurrida el 9 de febrero por el Gobierno central y admitida a trámite por el Tribunal Constitucional (TC). Este sábado, el BOE publicó la admisión de ese recurso y la orden del TC de dejar sin efecto los once puntos impugnados. Entre ellos ha suspendido el artículo que aborda el proceso electoral y que establecía la continuidad de los actuales gestores hasta que se designasen los nuevos. La Xunta considera que está facultada ahora para hacer cumplir los preceptos no impugnados, como el cese inmediato de los consejeros que superen la edad de 70 años.

Los contactos entre el Gobierno central y la Xunta se retomarán hoy

El camino que ha emprendido Facenda tiene un objetivo claro: poner en marcha el mecanismo que llevará al relevo de tres personas clave en el consejo de Caixanova: además del presidente, Julio Fernández Gayoso (78 años), los vicepresidentes Guillermo Alonso Jáudenes (71 años) y Alfonso Zulueta de Haz (86 años). Una vez fuera de la entidad, sus puestos serían ocupados por sus actuales sustitutos. Lo mismo ocurrirá en Caixa Galicia con el representante de los impositores en el consejo de administración.

Según los actuales estatutos de la entidad de Vigo, si el recambio del presidente de Caixanova tampoco cumple los criterios que marca la ley, el consejo puede pedir a la asamblea (formada por 160 personas), que designe a su suplente de entre el grupo de clientes, que es el que, por sorteo, eligió a Fernández Gayoso. Para el alcalde de Vigo, Abel Caballero, la intención de la Xunta es una "represalia" contra Fernández Gayoso por "no aceptar la fusión". Ayer calificó la actuación de Alberto Núñez Feijoó de "absolutamente lamentable" porque, dijo, "se vuelve a equivocar en asuntos legales". Caballero comparte con Caixanova la tesis de que la Xunta no podrá destituir al presidente de la entidad, algo que a todas luces será el germen de una batalla legal. El regidor volvió a utilizar el argumento de que el PP está intentando "atemorizar a los vigueses".

De forma paralela continuaron los intentos de retomar el proceso negociador entre el Gobierno central y la Xunta a cuenta del recurso contra la ley. Fuentes del PP confirmaron que, tras varias llamadas, el secretario de Estado de Cooperación, Gaspar Zarrías, se comprometió a hablar hoy con la Xunta para retomar el diálogo. El portavoz de la delegación gubernamental no había comunicado a primera hora de la noche la propuesta de redacción de los artículos sobre los que, tras más de veinte horas de negociación, todavía no hay acuerdo.

Alberto Núñez Feijoó insistió ayer en que el principal obstáculo en el proceso es el "PSOE gallego" que "quiere dejar a Galicia sin cajas de ahorros", informó Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de marzo de 2010