Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALMUERZO CON... ACHERO MAÑAS

"Dejé el cine para pasar más tiempo con mi hija"

Achero Mañas ha vuelto: en cuerpo, alma y carácter. En alma cinematográfica, porque Achero ya está filmando el que será su tercer largometraje, Todo lo que tú quieras. En carácter, porque este hijo de actores, que se labró una carrera como intérprete antes de cuajarse en el cortometraje y pegar el zambombazo en su debut con El Bola (2000), siempre ha sido de carácter fuerte, y por suerte mantiene esa firmeza -le cuesta sonreír en un retrato y así se lo hace saber al fotógrafo-. Y en cuerpo..., en cuerpo no tanto. El día anterior a esta entrevista comió algo en mal estado, y los planes de restaurante se volatilizan.

Mañas (Madrid, 1966) se decanta por un salmón con arroz (y en cantidad mínima) en el catering del rodaje, y deja para mejor ocasión una exploración gastro-nómica. También es cierto que filma en el centro de Madrid, en el Colegio Oficial de Aparejadores, y al montar el comedor provisional en un salón con vistas, la comida no acaba siendo -ni por calidad ni por paisaje- un rancho cuartelero. "La verdad es que ha cambiado mucho el catering de cine desde que empecé", analiza. Bien lo sabe, él, que pisó un plató ya de adolescente. Hoy, parafraseando a la televisión, ¿qué pasó con Achero?

El realizador de 'Noviembre' y 'El Bola' vuelve a dirigir tras ocho años

En 2003 estrenó Noviembre, que no igualó el éxito de El Bola, y en 2004 filmó el documental Blackwhite, sobre una escuela de boxeo en Belfast. "El cine no es lo más importante en mi vida, y no he rodado porque no era el momento". Así que vivió dos años en Barcelona, "estudié de una manera poco ortodoxa la carrera de Filosofía", y se mudó a Nueva York. Su principal objetivo: pasar tiempo con su hija. "Allí escribí cosas, historias probablemente sólo creíbles en esa ciudad. Dos de esos guiones eran muy complicados. Uno incluso intenté producirlo allí, pero no hubo manera". Pero ante todo su hija. "Vivía de dirigir publicidad, es cierto que no puedo quejarme. Me apetecía pasar tiempo con ella, disfrutar de su crecimiento, y me lo pude permitir". Han sido seis años. Con el nacimiento de su segunda hija, de su actual pareja, ha vuelto a Madrid. "Nos apetecía que naciera aquí. En lo laboral, nunca me he quedado en casa sentado. Muchos amigos me decían que por qué no rodaba. Y cuando tuve algo que decir, lo hice: desarrollé uno de los guiones neoyorquinos y decidí producirlo yo mismo. Se lo conté a mi madre y me respondió: 'Hijo mío, por fin has despertado".

Así nace Todo lo que tú quieras, la historia de un abogado que, al fallecer tras un ataque de epilepsia su esposa, debe cuidar de su hija de cuatro años lo mejor que puede. ¿Otra con niños? "La pregunta no es por qué hago filmes con niños, sino ¿qué me pasa con los adultos?", responde entre carcajadas. "No es autobiográfica, claro, pero sí me planteé qué ocurriría si muere la madre de mi hija. ¿Cómo reaccionaría yo?". Y en ello anda con Juan Diego Botto, José Luis Gómez, Najwa Nimri y Ana Risueño. "Estoy muy agradecido a todos los actores que no salen en el filme y que han hecho pruebas porque se lo pedí, porque no tenía claro hacia dónde tiraría el protagonista". Por respeto a los secretos del cine, sus nombres no se ponen encima de la mesa. Mesa que ya ha quedado limpia tras comer Mañas el salmón con ganas antes de que le llamen a rodaje. "Me gustan los caterings así: sencillos aunque buenos". Su tripa se lo agradece.

'Catering' del rodaje en Madrid

- Verduras rehogadas.

- Dos salmones con arroz.

- Pan, agua y café.

Invitación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de marzo de 2010

Más información