UGT denuncia "exceso de celo" en la inspección educativa

La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT denunció ayer que existe "exceso de celo" en el sistema de valoración que va a seguir la inspección educativa para supervisar y evaluar a los funcionarios en prácticas. Según el sindicato, los inspectores de Educación han recibido unas instrucciones y un modelo de informe a realizar a los funcionarios en prácticas que exceden las previsiones y contenidos de la resolución del director general de Personal de la Consejería de Educación de 28 de septiembre de 2009 que regula esta fase de prácticas. Así, en las instrucciones "se exige a cada inspector educativo que realice una visita exhaustiva y pormenorizada a cada uno de los funcionarios en prácticas, compruebe y evalúe in situ, en el aula, sus competencias y aptitudes como docente", así como que realice "un informe valorativo" con hasta 13 indicadores.

Según UGT-PV, estos indicadores "van desde la valoración de cómo se organiza la clase el profesor en prácticas, cuál es la metodología que utiliza, si usa o no programación didáctica de aula, hasta el sistema de evaluación y registro que utiliza de los aprendizajes del alumnado o si se comunica adecuadamente o no con las familias, si interviene o no en las actividades y órganos de coordinación docente del centro, si fomenta la lectura, si usa las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, si mantiene un adecuado clima en el aula o si atiende adecuadamente a la diversidad de su alumnado".

'Redada policial'

Frente a estas instrucciones, la resolución que regula esta fase de prácticas establece que el informe valorativo tendrá carácter excepcional y se realizará sólo a instancia del presidente de la comisión calificadora "cuando exista causa o motivo que lo justifique y no a modo de redada policial".

Por otra parte, según UGT, "tampoco se incorpora en esta resolución modelo alguno de la estructura o contenido que deba tener este informe de la inspección, lo que repercute negativamente en las garantías y derechos de los funcionarios en prácticas que ni siquiera conocen sobre qué aspectos, con qué criterios y qué indicadores son los que se van a utilizar para evaluarlos". UGT asegura que se mantendrá "vigilante" ante este "exceso de celo que se pretende imprimir a la inspección educativa en el control de los funcionarios en prácticas" para que "no se vulneren los derechos y garantías de estos trabajadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50