Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El PP avanza y gana en Andalucía

Los populares sacan una ventaja a los socialistas de 2,3 puntos - El 69% cree necesario un cambio de partido - Todos los líderes políticos suspenden

Cuando faltan nueve días para que se cumplan dos años de las elecciones autonómicas del 9 de marzo de 2008, los andaluces muestran un gran desapego hacia el PSOE, el partido hegemónico en la comunidad durante 28 años. El sondeo de Metroscopia para EL PAÍS con motivo del Día de Andalucía pronostica que, de haber ahora comicios autonómicos, el Partido Popular los ganaría con 2,3 puntos de ventaja respecto al PSOE. Sería la primera vez que la derecha consiguiera superar en votos al PSOE en Andalucía, según la estimación del resultado electoral de Metroscopia. Como causas de este desafecto hacia el PSOE se apunta la crisis económica, el desgaste por tantos años de gobierno socialista (siete de cada 10 andaluces creen que es necesario un cambio de partido en el Ejecutivo andaluz) y el deterioro del Gobierno de Zapatero.

Uno de cada dos andaluces apoya la decisión de Chaves de dejar la Junta

El 71% opina que Griñán no ha supuesto ninguna renovación

La encuesta sitúa al PP con el 43,3% de los votos (4,7 puntos más que en 2008) y al PSOE con el 41% (7,2 menos que hace dos años). Izquierda Unida obtendría el 7,2%, una décima menos. Sin embargo, la victoria del PP no le asegura la presidencia de la Junta de Andalucía, ya que que no lograría alcanzar la mayoría absoluta. El Partido Andalucista, ausente del Parlamento autonómico en esta legislatura, volvería a quedarse fuera.

La diferencia a favor del PP es aún mayor en cuanto a intención directa de voto, es decir, la respuesta que los encuestados dan de manera espontánea, en la que un 29,1% dice que no iría a votar. Según el sondeo de Metroscopia, la ventaja del PP en intención directa se situaría en 6,7 puntos. La propia empresa demoscópica asegura que este dato debe ser interpretado "con cautela, pues no siempre refleja todo lo que los electores piensan, sino sólo lo que deciden revelar al ser preguntados". También apunta a la existencia de un voto oculto, en este caso del PSOE. La encuesta ofrece una distribución de escaños que otorga al PP 54 asientos (la mayoría absoluta está en 55), siete más que ahora, los mismos que perdería el PSOE (pasaría de 56 a 49). Metroscopia también acota estos datos y asegura que el tamaño de la muestra (804 entrevistas) en toda Andalucía "no permite un análisis de trazo fino de los alineamientos electorales a escala provincial".

Por primera vez desde que este periódico empezó a publicar en 1998 un sondeo electoral con motivo del Día de Andalucía, son más los encuestados que dicen que prefieren que gane el PP (42%), que el PSOE (37%).

Los líderes de los dos principales partidos no son cuestionados por su electorado, aunque Javier Arenas (PP) obtiene un mayor respaldo entre sus potenciales votantes que los que saca el socialista José Antonio Griñán. A la pregunta de si Griñán -que sustituyó a Manuel Chaves al frente de la presidencia de la Junta hace 10 meses- debe ser candidato del PSOE en las próximas elecciones autonómicas, el 43% responde que sí; un 36% no se pronuncia; y un 22% responde no. En el caso de Arenas, el 53% cree que debe ser el candidato del PP.

Ninguno de los líderes políticos andaluces aprueba. Griñán, con un conocimiento del 66%, es el que mejor nota saca y se queda a una décima del aprobado, 4,9. Javier Arenas, que es conocido por el 92%, logra un 4,6; mientras que el coordinador de IU, Diego Valderas, conocido por el 54%, obtiene un 4,5.

Uno de cada dos andaluces (51%) se muestra muy o bastante de acuerdo con la decisión de Manuel Chaves de dimitir como presidente de la Junta de Andalucía en abril del pasado año. Esta opinión es compartida casi en la misma proporción por los votantes socialistas (48%).

Más allá de los datos sobre un hipotético resultado electoral hoy en día, la encuesta de Metroscopia revela una decadencia del PSOE por su larga permanencia en el poder. Así, siete de cada 10 andaluces (69%) creen que es necesario un cambio de partido político en el Gobierno andaluz, opinión con la que están de acuerdo el 45% de los votantes socialistas.

Este deseo de nuevos aires revela que en sus 10 meses como presidente de la Junta, José Antonio Griñán no ha conseguido imprimir aires de cambio. En este sentido, también siete de cada 10 entrevistados (71%) opina que el nuevo Gobierno de Griñán en comparación con el último de Chaves no ha supuesto ningún cambio, opinión que es compartida por el 69% de los votantes del PSOE. El 11% sostiene que ha sido un cambio a peor y un 10% a mejor.

La evaluación ciudadana sobre la actuación de la Junta de Andalucía respecto al Gobierno central de José Luis Rodríguez Zapatero resulta también muy llamativa. Ocho de cada 10 encuestados cree que el Ejecutivo andaluz debería ser más reivindicativo con el central, también gobernado por el PSOE.

Con respecto al sondeo de hace un año, la imagen del Gobierno de Rodríguez Zapatero sufre un considerable desgaste con respecto a cómo perciben los andaluces el trato que concede el Gobierno de España a Andalucía. Una mayoría simple de los andaluces (46%, nueve puntos más que hace un año) considera que trata peor a Andalucía que al resto de comunidades autónomas, opinión que comparte uno de cada tres votantes socialistas (32%).

La opinión de los andaluces sobre las medidas de la Junta para hacer frente a la crisis es peor que la de hace un año. Obtiene un 3,9 de nota frente al 4,3 de la encuesta de Metroscopia de hace un año. Las propuestas del PP también suspenden (4), dos décimas menos que en 2009.

La encuesta revela que el 84% de los andaluces afirma que alguien de su entorno más cercano está en paro en la actualidad.Dato que concuerda con la Encuesta de Población Activa en la que se contabiliza un millón de parados en la comunidad. En estas circunstancias, el 57% asegura no conocer a nadie que trabaje en la economía sumergida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 2010