Gamesa advierte de que puede haber más deslocalizaciones

Emplaza al Ministerio de Industria a dar estabilidad al sector eólico

El presidente de Gamesa, Jorge Calvet, advirtió ayer en Bilbao de la posibilidad de más deslocalizaciones en España, si el Gobierno no elimina la incertidumbre y parálisis que está generando en el sector eólico el actual marco regulatorio. "O se toman medidas rápidas o habrá deslocalizaciones", aseguró apenas 24 horas después de anunciar el cierre de la planta de Alsasua, Navarra, y el despido de sus 150 trabajadores.

La medida fue anunciada al mismo tiempo que un expediente de regulación de empleo de un máximo de 180 días que afectará a 55 trabajadores de A Sigueiro (A Coruña), a 60 más en Tauste (Zaragoza), a otros 60 en Miranda de Ebro (Burgos) y a 37 en Medina del Campo (Valladolid).

"Para seguir siendo líderes necesitamos un marco normativo claro"

Calvet criticó además que la creación del registro de pre-asignación de proyectos ha paralizado el mercado español durante siete meses. Los fabricantes no han recibido nuevos pedidos de los promotores porque éstos tuvieron que esperar hasta el 15 de diciembre para saber si sus proyectos eran inscritos, o no, en el citado registro.

"Para seguir siendo líderes en energía eólica necesitamos tener un marco normativo claro, y un nuevo plan de energías renovables que defina perfectamente el mix energético español", aseguró.

El Gobierno de Navarra solicitó ayer a Gamesa que reconsidere el cierre de la planta de fabricación de palas situada en Alsasua, y que presente alternativas de futuro que permitan mantener la actividad productiva y laboral.

El consejero de Innovación, Empresa y Empleo, José María Roig, ha convocado a la dirección de Gamesa "con carácter de urgencia" para conocer de primera mano la decisión, y después se reunirá con el comité de empresa, donde ELA y LAB tienen mayoría.

Roig lamentó que la planta navarra sea la única afectada en toda España por un expediente de regulación de rescisión de contratos. Calvet explicó, por otra parte, que Gamesa va a diversificar su negocio entrando de lleno en un segmento en el que hasta ahora no estaba presente: la energía eólica de procedencia marina.

Para ello, ha establecido un acuerdo de intenciones con el fabricante alemán Bard Holdings, y la próxima semana podría anunciar que ha llegado a un acuerdo total para trabajar con ellos -bien a través de una participación o de una joint venture-, incluso colaborando en plantas industriales de Reino Unido para producir aerogeneradores marinos.

"Somos un proveedor privilegiado de Iberdrola, pero también de RWE, de EON y de EDF, y estaremos allí donde podamos servirles producto", aseguró Calvet, en referencia a los supercontratos que han logrado del Gobierno británico estas empresas para instalar parques eólicos marinos en el norte del Reino Unido.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS