Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LIGA DE CAMPEONES | Ida de los octavos de final

"Si continuamos así, nos echan"

Guardiola dijo a los jugadores en el descanso que no podían seguir con tan bajo nivel de juego

Lehmann hacía cuento al tirarse sobre un fotógrafo cuando notó el contacto de Ibrahimovic. Márquez perdía las carreras y los duelos individuales. Guardiola, el técnico azulgrana, se frotaba la cara con las manos. Hleb y Pinto se saludaban efusivamente en el entreacto. Messi parecía ausente. Lehmann seguía con su cuento. Ibra remataba a gol. Y Guardiola, al fin, cerró los dos puños y los alzó al tiempo que soltaba un escupitajo y una gran sonrisa. "Sabíamos que sería difícil, pero lo hemos pasado mal", reconoció Iniesta a pie de campo. "Sufrimos", confirmó Milito.

Sin facilidades para sacar la pelota, la defensa del Barça pasó apuros y sobresaltos. Gross ordenó con acierto que el Stuttgart presionara cuando el balón circulaba por los laterales y el equipo azulgrana se quedó sin recorrido por los costados. Tampoco funcionaba Márquez, que se retiró con un golpe el cuádriceps. "Un bocadillo, nada grave", confirmó el central. "Lo cierto es que perdíamos balones en zonas complicadas y nos pillaban abiertos", convino Iniesta. "Fallábamos pelotas peligrosas", remarcó Puyol. "Nos presionaron muy bien", añadió Milito. "Estábamos mal colocados en la posible pérdida del balón y tuvimos problemas. Luego, corregimos la posición de los interiores", aclaró Guardiola.

Messi: "Últimamente, no nos sale el mejor fútbol. No tenemos el ritmo de antes"

Predecible al empecinarse en entrar por el medio, el Barça no hizo daño a la zaga del Stuttgart. Sólo las jugadas a un toque resultaron provechosas. Pero fueron pocas. "Nos costó arrancar", se lamentó Piqué. "Es que era un rival que no conocíamos tanto como a los de la Liga", se justificó Valdés. "No sé qué pasa. Últimamente, no nos sale el mejor fútbol. No tenemos el ritmo que solíamos tener", criticó Messi. "No supimos dar la movilidad habitual a la pelota", intervino Milito. "Nos fue difícil alcanzar la zona de tres cuartos del campo", amplió Xavi. "No encontrábamos a Messi e Ibra en profundidad", destacó Márquez.

Según la plantilla azulgrana, el césped también cobró un protagonismo excesivo. "Nos resbalábamos bastante", confirmó Márquez. "La cancha no ayudaba a crear el mejor juego", ratificó Messi. Y lo corroboró Piqué: "El campo no estaba en las mejores condiciones. No es una excusa, pero la pelota no rodaba igual".

Para Guardiola, eso no era una justificación. Por lo tanto, fue claro en el descanso. "Nos dijo que, si continuábamos así, acabaríamos fuera de Europa", desveló Piqué. "Aquí todo se da por hecho, pero hay que luchar. No estamos al nivel para luchar por esta competición", les advirtió el técnico.

Messi lo entendió de la misma manera. "No tenemos que volvernos locos, pero hay que hacerlo mucho mejor". Piqué, sin embargo, matizó: "No siempre se puede jugar al máximo. Seguro que este equipo saldrá adelante, que la magia sigue".

Guardiola retomó la palabra. "El fútbol no se puede resumir en el resultado. Marcar la diferencia es cuestión de detalles", dijo el técnico en un guiño cruyffista porque el holandés, en su día, dijo aquello de que el fútbol es... detalles.

A pesar del mal juego azulgrana, el resultado fue positivo. "La eliminatoria está a favor", aseveró Iniesta, que pasó el control antidopaje junto a Jonathan. "Ya dije que lo resolveríamos en la vuelta", remató Guardiola, "pero incluso habiendo perdido estaría esperanzado porque tengo mucha fe en este equipo. Tanto si juega mal como si lo hace bien, siempre le reconozco". Puyol pidió turno: "Es un resultado importante". Valdés corrigió: "Es bueno". Y Xavi señaló: "Nos vamos satisfechos". Guardiola, sin embargo, dejó su coletilla: "Tenemos que hacerlo mejor para llegar al final con oportunidad de ganar los títulos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de febrero de 2010