Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta decide indultar decenas de miles de casas ilegales

Todas las viviendas construidas sin licencia en Galicia con anterioridad al 1 de enero de 2003 podrán acogerse a una suerte de amnistía contemplada en la reforma de la Ley del Suelo, que hoy debate el pleno del Parlamento autónomo. El proyecto de la Xunta, gobernada por el PP, establece como única condición que, a la entrada en vigor de la ley, la Administración no haya adoptado ninguna medida dirigida a restaurar la legalidad urbanística.

La reforma contará con el apoyo de los socialistas, debido a la presión de los numerosos alcaldes con que cuenta el PSOE en Galicia. El grupo parlamentario socialista presentará no obstante una enmienda para excluir de la amnistía las edificaciones en espacios naturales protegidos. Tal y como está recogida en el proyecto legislativo, la legalización beneficiará a decenas de miles de viviendas, según fuentes próximas al anterior Gobierno bipartito que presidía el socialista Emilio Pérez Touriño.

Con la reforma, las viviendas ilegales se someterán al régimen de fuera de ordenación. En ellas se podrán por lo tanto realizar obras parciales, de consolidación e incluso de ampliación. Desde el entorno de Touriño se discrepa de la línea oficial del PSOE de respaldo matizado a la ley, ya que se considera que la amnistía discrimina a los que tuvieron un comportamiento acorde con la disciplina urbanística.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 2010