Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El arte andaluz recobra presencia en Arco

La comunidad está representada en exposiciones y otras ferias de Madrid

El arte andaluz ha recobrado presencia en Arco, la feria internacional de arte contemporáneo más importante del país que se celebra en Madrid desde el pasado miércoles hasta hoy. Tras un par de ediciones en las que los galeristas andaluces casi desaparecieron del mapa de Arco, el sector está recuperando el terreno perdido, no sólo en la feria sino también en la oferta alternativa de otras citas como Art Madrid, Flecha, Dearte y la recién creada Just Madrid. El esfuerzo parece haber dado sus frutos y los marchantes se muestran optimistas. Artistas como José Miguel Pereñíguez o Juan del Junco vendieron casi toda su obra el primer día de la feria.

Junto a la galería sevillana Rafael Ortiz, la única en el mermado programa general de Arco, en Arco 40 (stands de 40 metros cuadrados para obras de sólo tres artistas) participan la granadina Sandunga y las malagueñas Alfredo Viñas y JM. Además, Unicaja presenta la muestra Lo más pop de la colección Unicaja, una selección de 15 obras comisariada por María Luz Reguero que giran en torno a una pieza de John Baldessari y que incluyen trabajos de Eugenio Chicano, MP & MP Rosado, Rosalía Banet y David Morales. La entidad financiera, la única institución que representa a Andalucía en esta 29ª edición de Arco que está dedicada a la ciudad de Los Ángeles, completa su presencia con una muestra de esculturas al aire libre de Xavier Mascaró en el centro de Madrid.

Los galeristas se muestran optimistas ante la previsión de ventas

Unicaja selecciona lo más pop de su colección para la cita madrileña

La Consejería de Cultura, que este año no ha presentado espacio en Arco, ha optado por una exposición en Matadero Madrid, un inmenso centro de arte municipal al Sur de la ciudad. La vida en ningún lugar, que estará abierta hasta el 2 de marzo, reúne obras de 14 artistas de los 90 que forman actualmente la colección Iniciarte, un proyecto de Cultura centrado en artistas emergentes. Su comisario, Juan Antonio Álvarez Reyes, es desde el pasado martes el nuevo director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC). "La base común de las obras es el concepto del 'no lugar', de espacios que están en los bordes y, por tanto, se encuentran en continua transformación", explica Álvarez Reyes, quien ha seleccionado fotografías, vídeos e instalaciones de Santiago Cirugeda, Tete Álvarez, Jorge Yeregui, Fernando Baena y Cristina Lucas, entre otros.

"Al mundo del arte no le ha afectado demasiado la crisis. Algo se nota, pero nada que ver con la crisis del Golfo que fue tremenda. Vino justo después del boom de los ochenta, cuando se inflaron tanto los precios. Ahora la situación es totalmente distinta, hay más coleccionistas particulares, nuevos museos y fundaciones que están haciendo sus colecciones con mucho entusiasmo", explica la galerista Juana de Aizpuru, fundadora de Arco y una de las personas claves para el arte contemporáneo en España. El próximo octubre se cumplen 40 años desde que abrió su galería en Sevilla, aunque el espacio cerró en 2005 y actualmente sólo mantiene la de Madrid.

Sin embargo, a pesar del optimismo contagioso de algunos galeristas, el presupuesto destinado a adquisiciones ha bajado como es el caso de Unicaja, que en esta ocasión ha comprado obras de Picasso, Luis Gordillo, Abraham Lacalle y Carlos Aires por valor de 56.000 euros. "Es un 20% menos que en 2009, pero el esfuerzo es el mismo puesto que se compensa con la muestra de Mascaró", explicó Felipe Faraguna, director de la Obra Social de Unicaja.

Rafael Ortiz, el más consolidado de los galeristas andaluces, continúa apostando por los jóvenes como Pereñíguez, Manolo Bautista o Miki Leal. Y como no se trata sólo de vender, sino de quién compra, el Museo Patio Herreriano de Valladolid le dio una gran alegría a Pereñíguez al adquirir sus 15 dibujos de objetos encontrados. "Aunque también funcionan por separado, en conjunto es como una prospección arqueológica de uno mismo. Son objetos banales junto a reconstrucciones de iconos de nuestra cultura", comenta el artista sevillano de 32 años que está presente en Arco desde 2008.

Manolo Bautista ha retomado lo geométrico tanto para una escultura de madera como para el papel, en el que mantiene los ángulos de un diamante a base de distintos colores brillantes que él "aplasta". "El papel es como desmontar la escultura, pero manteniendo su efecto", aclara.

En el espacio de Alfredo Viñas puede verse la instalación 44 falco peregrinus ordenados según su belleza, de Juan del Junco, y los óleos de Javier Martín, un sevillano de 30 años que se estrena en Arco; mientras que en JM destacan las pinturas de Matías Sánchez. Sandunga, por su parte, ha apostado por el humor de las instalaciones de Carlos Aires realizadas a partir de los tópicos españoles y viejos discos de vinilo.

Por supuesto, la presencia andaluza no se limita a las galerías de la comunidad y artistas consolidados como Chema Cobo pueden verse en el espacio de Miguel Marcos (Barcelona), Miki Leal está en Fúcares (Madrid) o Curro González, en Tomás March (Valencia). El espacio madrileño MS ha apostado, casi en exclusiva, por el sanluqueño Garikoizt Cuevas, con lienzos tan matéricos que están a un paso de convertirse en esculturas y que consolidan su personal lenguaje.

Las novedades continúan fuera de Ifema y en la feria Art Madrid, en la Casa de Campo, la galerista Carmen de la Calle ofrece un anticipo de lo que será su nuevo espacio en Jerez con apuestas como el joven malagueño David Escalona -quien a sus 28 años ha construido un mundo propio-, junto a los ya consolidados Cristian Domecq y Javier Velasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de febrero de 2010