Duran ve imposible tras reunirse con Rajoy el pacto de Estado que pide CiU

El portavoz nacionalista se entrevistó en secreto en el Congreso con el líder del PP

En un momento de máxima tensión política por las consecuencias de la crisis económica, cualquier movimiento de CiU -tradicional eje de la balanza, con el PNV, de la política española- es observado con lupa. Y ayer Josep Antoni Duran, número dos de la formación nacionalista y siempre presto a urdir pactos de gobernabilidad en Madrid, hizo un movimiento importante, aunque intentó que quedara en secreto: se reunió con Mariano Rajoy, el líder del PP, en el despacho que el jefe de la oposición tiene en el Congreso.

No estaba previsto que esa cita llegara a conocimiento de la prensa. Sin embargo, la reunión fue desvelada por la edición digital de EL PAÍS, y Duran tuvo que explicarla. En Cataluña cualquier acercamiento de CiU al PP es polémico, sobre todo en el mundo soberanista. Hasta el punto de que en las últimas elecciones catalanas, Artur Mas, líder de los nacionalistas, llegó a firmar ante notario, algo inédito en la política española, que no pactaría con el PP tras la votación. Por eso Duran insistió en que en la cita con Rajoy no se había hablado de política catalana ni de posibles pactos tras las elecciones autonómicas, previstas para el próximo noviembre.

Los populares creen en un acuerdo con CiU en Cataluña para ganar en 2012

Más información

Sin embargo, en el PP están convencidos de que sí habrá pacto, algo fundamental para la estrategia de Rajoy, puesto que moderaría su imagen en Cataluña, y un buen resultado allí es clave para la victoria que el PP espera en las generales de 2012.

Duran trató de quitarle importancia a la reunión, aunque admitió que sólo se había visto otra vez con Rajoy durante esta legislatura. Precisó que hablaron de la crisis económica y de la necesidad, en opinión de CiU, de promover un gran pacto de Estado para acordar una hoja de ruta para salir de la crisis.

CiU, últimamente alejada de la centralidad política que fue seña de identidad de esta formación -está en la oposición en Cataluña y en el Congreso-, decidió el lunes dar un giro estratégico y pedir un pacto de Estado. Duran, después de enfrentarse a José Luis Rodríguez Zapatero en la sesión de control y reunirse en secreto con Rajoy, concluyó que el pacto es imposible. "Hasta la fecha, no he visto receptividad por parte del presidente del Gobierno, que es quien debe liderar ese pacto, pero sinceramente tampoco la he visto en el PP", sentenció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de febrero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50