Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un recibo del supermercado delató a los etarras de Portugal

Los etarras que vivían en la casa de Portugal que ETA había convertido en su centro de operaciones fueron identificados de manera inequívoca. Una foto de carné tirada, dos DNI y dos carnés de conducir falsos llevaron a descubrir la identidad de Oier Gómez. Pero más curiosa fue la identificación de Andoni Zengotitabengoa, al que delató un ticket de compra de un supermercado de Óbidos (Portugal).

En la furgoneta Citroën Berlingo que los etarras abandonaron el lunes en su precipitada huida tras atascarse en un barrizal, la Guardia Nacional Republicana (GNR) halló un recibo de tacos de los usados para fijar alcayatas a la pared o atornillar estanterías con la fecha (17 de enero) de la compra. Por eso se revisaron las cámaras de seguridad del supermercado. Y en ellas encontraron imágenes de Zengotitabengoa con su bolsa.

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, destacó ayer la "coincidencia absoluta" entre España y Portugal en la lucha antiterrorista tras la "ingente" cantidad de material explosivo incautado en Óbidos. A su juicio, la operación policial ha servido para lanzar un mensaje claro a la banda: "allá donde pretendan llevar sus fábricas de muerte se encontrarán con la Policía". Pese a todo, Camacho pidió cautela: "Que la banda se encuentre mal no impide que pueda causar dolor", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 2010