Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO INSTITUCIONAL SOBRE EL FUTURO DE LAS CAJAS

Caamaño asegura que aún hay margen para la negociación

El Ejecutivo defiende las competencias del Banco de España

Tiempo hay de negociar y alcanzar un acuerdo para cambiar la ley gallega de cajas de ahorro "sin llegar hasta el Tribunal Constitucional". Horas después de anunciar el Gobierno su recurso contra la norma autonómica, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, acudió ayer a su tierra, invitado curiosamente por Caixa Galicia, con un mensaje conciliador, insistiendo una y otra vez en que se abre ahora un plazo de nueve meses para que los ejecutivos de Rodríguez Zapatero y de Núñez Feijóo se sienten a negociar cambios en los artículos de ley gallega que el Gobierno juzga inconstitucionales. Como se hizo en su día con la Comunidad de Madrid que modificó su norma y evitó el recurso ante el alto tribunal, subrayó Caamaño. Y no hay, añadió, trato diferente con Galicia de las autonomías, ni aldraxe como clama la Xunta y buena parte de la clase política -a excepción del PSOE-, empresarial y sindical. La normativa gallega es la primera que se aprueba tras la reforma de la Ley de Órganos Rectores de las Cajas de Ahorro (LORCA), "la única con la que se puede medir", y todas las comunidades también deberán abrir sus procesos para adaptarse a esa norma estatal de rango superior, afirmó el responsable de Justicia.

Caamaño hizo estas declaraciones en Oleiros (A Coruña) a su llegada, como invitado del día, al Club de Economía de Iñás, el selecto grupo presidido por el director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, e integrado por los 75 empresarios más importantes de la comunidad. "¡Qué atracción tienes!", le comentó entre risas su anfitrión, Méndez, ante el revuelo de periodistas. "Vengo a hablar con los empresarios de justicia y de economía, dos prioridades en la agenda del Gobierno de España", indicó el ministro, flanqueado por el fiscal superior de Galicia, Carlos Varela.

"El Gobierno está dispuesto a hablar, dialogar y llegar a un acuerdo", aseguró Caamaño en su defensa del recurso presentado por el Gobierno contra la ley gallega "para defender las competencias en materia de solvencia que son del Estado y del Banco de España". Para el ministro, Galicia debe tener "buenas cajas de ahorro". "Si en este proces, o hay que ir a una sola caja me parece bien, pero eso no tiene nada que ver con respetar las competencias que le corresponden al Banco de España", arguyó Caamaño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 2010