Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència y Unió cierran su primera crisis por las listas

La dirección de Convergència i Unió (CiU) no ha querido eternizar la batalla por las listas electorales entre los dos socios de federación y ayer anunció quién encabezará las candidaturas en las cuatro provincias. Acompañarán a Artur Mas el alcalde de Vila-seca, Jaume Poblet, como cabeza de lista por Tarragona; el alcalde de Figueres, Santi Vila, como candidato por Girona, y el de La Seu d'Urgell, Albert Batalla, al frente de la candidatura por Lleida.

Con estas designaciones, que se oficializarán el lunes en una ejecutiva conjunta de Convergència i Unió, la federación ha querido cortar de raíz el primer gran encontronazo entre los dos socios por la elaboración de las listas. Ahora queda por ver quién ocupará los puestos inferiores. La más difícil de cerrar ha sido la candidatura de Lleida, donde había tres candidatos de Convergència en liza y un cuarto de Unió, Josep Maria Pelegrí, el más conocido por el electorado, según una encuesta interna.

Por otra parte, el dirigente de CiU, Oriol Pujol, anunció que no tiene intención alguna de ocupar el número dos de la lista por Barcelona, que le correspondería como portavoz parlamentario, y aseguró que se conformaría con el número 13, que ocupó en las elecciones de 2006. En cambio, dijo que espera que Lluís Recoder, alcalde de Sant Cugat y valor al alza en CiU, ocupe "un lugar más destacado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 2010