Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otaola elude apoyar a su partido en un texto sobre víctimas

El PP acepta recordar a afectados por "otras violencias"

La portavoz del PP en las Juntas Generales de Guipúzcoa, Regina Otaola, recibió ayer una amonestación privada del presidente provincial de su partido, Borja Sémper, por romper la disciplina de voto al abstenerse en las Juntas en un debate sobre las víctimas del terrorismo. El Parlamento provincial aprobó que el plan de la Diputación para impulsar la paz y fortalecer la memoria de las víctimas del terrorismo, presentado por el máximo responsable foral, Markel Olano, en diciembre pasado, se rehaga para incluir también a los afectados por la "violencia de motivación política".

El acuerdo recibió el respaldo de todos los grupos de la grupo, incluido el PP. Sin embargo, Otaola se desmarcó de su partido y decidió abstenerse.

Sémper reprende a su compañera y recalca que el PP ya votó en la Cámara

Otaola, alcaldesa de Lizartza y una de las dirigentes más cercanas a las tesis de la ex presidenta del PP vasco, María San Gil, dijo respetar la decisión de su grupo, pero optó por abstenerse pues quiere ver en qué se traduce la inclusión de los afectados por la violencia de "motivación política". La juntera recalcó que para ella las víctimas de ETA "son lo más importante" y "no se les puede meter en el mismo saco con los victimarios, como pretende Aralar".

Sémper, empeñado en defender la nueva imagen más abierta y dialogante del PP vasco, mostró su contrariedad con la posición de Otaola, a quien recordó que el acuerdo de las Juntas va en la misma línea que el alcanzado en diciembre pasado por el Parlamento, apoyado por los populares. La proposición parlamentaria pedía que se reconociesen "los sufrimientos injustos por la vulneración de derechos humanos provocados en el marco de la situación de violencia de motivación política vivida en Euskadi y desatendidas hasta la fecha".

Sémper lamentó el desmarque de Otaola y respaldó al resto de los junteros populares que apoyaron la propuesta. Agregó que la abstención de su juntera respondió a su deseo de discrepar de Aralar, responsable de la iniciativa. No obstante, recalcó que no apoyar la declaración a favor de las víctimas es una "equivocación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de febrero de 2010