Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves relega ya a "finales de año" el traspaso de las políticas de empleo

El Gobierno vasco sigue reclamando tenerlas "en el plazo más breve posible"

El Gobierno central sigue dando sinsabores al lehendakari, Patxi López, a propósito del traspaso de las políticas activas de empleo, con el que ya le jugó una mala pasada accediendo a conceder poder de veto al PNV sobre la negociación entre ambos gobiernos hasta el próximo mes de septiembre. Ayer, el vicepresidente tercero y ministro de Políticas Territoriales, Manuel Chaves, quien visitó en Vitoria obras realizadas con cargo al Plan E, se deslizó con una precisión temporal que no gustó tampoco en Ajuria Enea. Será "más bien a finales de año", cuando se produzca la transferencia, recalcó.

Chaves, protagonista junto al lehendakari, Patxi López, en septiembre pasado del anuncio del fallido traspaso para el 1 de enero de 2010, se pronunció de ese modo antes incluso de verse ayer con el propio López.

El PNV dice que se puede "firmar ya" tras vetar el acuerdo hasta septiembre

De su previsión puede deducirse que Euskadi seguirá todo este año siendo la única comunidad autónoma en carecer de esas competencias, herramienta de primera necesidad, según López, para luchar con eficacia contra el desempleo, tanto por su montante económico como por la autonomía de gestión que procura a la hora de programar la reinserción en el mercado laboral de los parados.

Esa referencia temporal parece dar al traste con las esperanzas albergadas por el Gobierno autonómico de lograr el traspaso antes del cumplimiento del plazo de veto hasta septiembre de este año, concedido al PNV durante la negociación presupuestaria del pasado ejercicio.

El Ejecutivo viene evitando arriesgar con fechas, y sólo indica que trabaja para lograr la transferencia "cuanto antes". Fuentes conocedoras del proceso negociador sí mostraban ayer en privado expectativas de que fructifique antes del verano. La consejera de Empleo, Gemma Zabaleta, sostuvo que "ni se puede ni se debe pasar el verano sin las políticas activas de empleo".

El plazo de finales de año mencionado ahora por Chaves puede, además, dar ocasión al PNV de interferir de nuevo en los avances entre los gobiernos vasco y central si éste último vuelve a necesitar los cinco votos de su grupo en el Congreso cuando afronte en otoño la negociación de los Presupuestos Generales del Estado.

Tras la cita de Chaves y López, la Presidencia vasca hizo público un comunicado en el que reiteró, en nombre de las dos partes, la "firme voluntad de superar los escollos surgidos en el traspaso, de manera que el mismo pueda producirse en condiciones satisfactorias y el plazo más breve posible".

La intervención ministerial motivó que el PP, socio preferente de López, criticase la descoordinación entre ambos gobiernos. Su portavoz en materia de Empleo, Esther Martínez, protestó de nuevo por el "injustificable retraso". "El PSOE supedita los intereses de los vascos a su acuerdo político con el PNV", sostuvo.

El diputado peneuvista en el Congreso Emilio Olabarria espetó a Chaves a través de un comunicado que "no hace falta que espere a finales de 2010 para efectuar el traspaso, porque si realmente tiene voluntad de hacerlo y hacerlo bien, se puede firmar ya mismo". "Nuestro teléfono está siempre abierto, pero aquí nadie llama", añadió, en una muestra de que el PNV se sigue atribuyendo un papel esencial en esa negociación.

Del repaso global que el lehendakari y el vicepresidente hicieron a los avances registrados desde la reunión en septiembre pasado -la primera en 12 años- de la Comisión Bilateral de Cooperación, ambos constataron "el satisfactorio cumplimiento" de compromisos, entre ellos el ya firmado en la Comisión Míxta de Transferencias para la prejubilación en la Ertzaintza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de febrero de 2010